Hacer el amor con asiduidad ayuda a prevenir enfermedades

Los especialistas coinciden a la hora de destacar los beneficios de mantener relaciones íntimas, al menos, dos veces a la semana.

Según los expertos, hacer el amor de manera periódica ayuda a que nuestro organismo libere inmunoglobulina, un anticuerpo que nos protege de infecciones y otras enfermedades. Es po ello que las relaciones placenteras pueden convertirse en el principal analgésico de la población.

Los beneficios afectan a todo nuestro organismo, y se pueden traducir en beneficios para nuestra salud mental, circulación de la sangre, incontinencia, musculatura, etc.

10 enfermedades que podrían curarse haciendo el amor de manera periódica.

  1. Es un aliado fundamental para el buen funcionamiento de nuestro corazón. Se ha comprobado que ayuda a reducir el riesgo de infarto y otras dolencias cardíacas.
  2. Ayuda a aliviar los dolores de cabeza, gracias a la liberación de oxitocina y al aumento de las endorfinas. Estas hormonas ayudan a que nuestro cuerpo y nuestra mente se relajen de forma natural.
  3. Mejora nuestra autoestima, por lo que es un antidepresivo de los más efectivos.
  4. Previene el insomnio. El efecto relajante del orgasmo ayuda a liberar tensiones y favorece el sueño posterior al acto sexual.
  5. Es un aliado fundamental para luchar contra la incontinencia. Al realizar el acto íntimo se fortalece la pelvis y se evitan así las odiadas pérdidas de orina.
  6. En épocas de gripe, hacer el amor es la mejor vacuna. La producción de anticuerpos se dispara durante el placer, por lo que contamos con un potente antiviral.
  7. Es un perfecto relajante muscular. Hacer el amor es el mejor ejercicio para combatir las sobrecargas musculares y de las articulaciones.
  8. Contribuye a lucir una piel radiante. La práctica hace que liberemos toxinas y esto se traduce directamente en la apariencia y textura de nuestra piel.
  9. En los hombres, reduce el riesgo de padecer cáncer de próstata, constituyendo una barrera de protección ante la aparición de posibles tumores.
  10. En las mujeres, es una de las principales barreras de protección contra el cáncer de mama. La estimulación de la mama hace que la mujer libere oxitocina, una hormona que protege de la aparición de este tipo de cánceres.

En síntesis, los expertos recomiendan practicarlo con regularidad para aprovechar así todos los beneficios asociados al placer; siempre con el cuidado y precaución necesarios para evitar enfermedades de transmisión sexual, de manera responsable y con parejas estables.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram