Hablemos de coaching educativo frente a la Venezuela actual

Llevando el coaching al contexto venezolano y cómo los jóvenes pueden afianzarse en este como plataforma de impulso para crear su futuro.


Por Chaimar Mojica
@chainathy
:: Venezuela ::

La palabra coaching proviene de "coach", que significa entrenar, y se trata de instruir a la persona para hacer frente a determinadas situaciones, con sus propios recursos.

Hablaremos aquí directamente del coaching educativo, y de cómo los jóvenes pueden potenciar sus habilidades. Además de conocer la opinión de la coach internacional y venezolana Crisel Hernández, residente de ese país, frente a la situación actual, en la que muchos jóvenes han decidido emigrar.

El coaching educativo resulta ser cuando el maestro saca lo mejor de sus alumnos para que estos se adapten y sean productivos, tanto en la sociedad como en medio de las aulas, llenas de diversidad, frente a retos ante los cuales deban buscar soluciones. El coaching educativo se trata de una filosofía que transforma los contextos, es cuando se trabaja desde el otro, desde lo vivencial en el aula y por ende las clases se vuelven mucho más interactivas.

El coaching educativo permite que se vean las posibilidades y se conviertan en hechos y acciones. Los actores, es decir los alumnos, y los docentes, logran un engranaje absoluto y armónico. El coaching educativo permite mejores resultados en los alumnos, mejor rendimiento, gran satisfacción, mentalidades críticas, bienestar, y sobre todo felicidad. El maestro, por su parte, está creando un impacto tanto en la sociedad como a nivel educativo.

Los buenos resultados a partir del coaching educativo motivan a otros. Son técnicas que se aprenden, se aplican y funcionan rápidamente. La interacción a través del coaching educativo permite alcanzar objetivos con los propios recursos, como a través de las conversaciones, donde hay cambios sociales y a través de la orientación al alumno, así como que se da lugar al desarrollo personal con la motivación, responsabilizando al alumno y creándole autoconfianza y autonomía. El alumno, también debe seguir normas y pautas es decir tener gran disciplina en el proceso de coaching educativo formativo.

El Coach -en este caso docente o educador- debe saber guiar y escuchar al alumno, realizando preguntas como, por ejemplo:

  • ¿Qué deseas lograr?
  • ¿Cuál será el primer paso a dar?
  • ¿Cuándo lo quieres hacer?
  • ¿Qué requieres para ello?
  • ¿Qué ocurre además de todo lo que me cuentas?

Y al mismo tiempo, plasmar preguntas que lo hagan reflexionar. Como, por ejemplo:

  • ¿Cómo te afecta la situación?
  • ¿Qué sucede más allá de lo que me estás expresando?
  • ¿Qué harás al respecto?
  • ¿Qué necesitas para lograrlo?
  • ¿Puedes investigar un poco más?
  • ¿Por qué crees que volverá a pasar?
  • ¿Cómo hacerlo diferente?

El coaching educativo es un proceso en el que el docente y el alumno van de la mano, buscando soluciones a partir de sus propias fortalezas y oportunidades.

Los hijos por ejemplo, pueden ser criados en la misma casa, pero nadie está encasillado, cada quien vive sus propias experiencias, y los niños pueden descubrir y fortalecer su propia inteligencia. Hay niños interpersonales y otros más extrovertidos. Unos pueden relacionarse con mayor facilidad, y otros son más analíticos. Es posible romper la burbuja, innovar y crear nuevas oportunidades, diseñando espacios diversos y distintos.

Entrevista a Crisel Hernández, coach internacional

Para la coach internacional Crisel Hernández, uno de los principales objetivos del coaching es potenciar las habilidades de las personas. Por tanto, ante la situación país, manifestó: “actualmente está tomándose como moda irse del país, o que sea la única solución sin darse cuenta que esos mismos talentos los pueden desarrollar aquí en proyectos de emprendimiento”.

En este sentido en el que los jóvenes venezolanos pueden ver como desesperanzador el futuro, Hernández enfatizó: “el coaching a nivel juvenil hace visible lo invisible, esto a través de la programación neurolingüística rompiendo creencias limitantes y convirtiéndolas en creencias potenciadoras, es importante reconocer las creencias limitantes porque si no me las voy a llevar en la maleta”.

En cuanto a las capacitaciones que frecuentemente toman los jóvenes venezolanos que tienen miras a irse dijo: “Está muy de moda hacer cursos que sean avalados internacionalmente, como el de bartender y barismo, sin darse cuenta que esa misma pasión la pueden desarrollar desde aquí”.

En el proceso actual que se vive en Venezuela, la especialista indicó: “jóvenes y adultos deben pasar por un proceso de reflexión y de autodescubrimiento en el contexto país. El coaching y la PNL permiten hacer un trabajo personal de mirar hacia adentro y emplear las técnicas poderosas de cambio”.

“Trabajar el desapego y los duelos que se van a vivir por alejarse de su familia y su país es importante hacer ese trabajo desde el coaching”, resaltó.

En el mismo sentido, es conveniente hablar de la importancia y del cómo los jóvenes en general deben y pueden crear su proyecto de vida para abordar su futuro con bases.

Educándote para ser feliz, ideando tu proyecto de vida

Actualmente la mayoría de los adolescentes se dedican a vivir el día a día sin ningún tipo de preocupación, ni interés por el futuro. Pero es imprescindible que los adolescentes piensen en el futuro, como en sus metas y objetivos a alcanzar; es decir, idear un proyecto de vida, para así estar más protegidos y evitar caer en conductas y situaciones que colocan al ser humano en riesgo en etapas de la vida criticas como la pubertad o la adolescencia; es decir, el paso de la niñez a la adolescencia, y en la adolescencia como tal. Por tanto, la educación y el educador son puntos clave para que se construya en esta etapa un proyecto de vida, por el bienestar del individuo y su entorno.

Por eso, aquí te hablamos a ti, estudiante, que estás por elaborar tu proyecto de vida. ¿Cómo idearlo?

Definir lo que quieres

La mayoría de las personas que no se sienten motivadas en la vida son aquellas que no han identificado lo que realmente quieren lograr. En ese sentido será mejor hacer un alto, y pensar en eso que te hace feliz, e incluso enlistar lo que deseas alcanzar, a corto, mediano y largo plazo. Esto te ayudará a que vivas a plenitud cada proceso, diciendo adiós a la ansiedad o la depresión que en un camino difuso puedan surgir.

Conecta con los objetivos e integra tu visión

Una vez definidos los objetivos para alcanzar la materialización de tu proyecto de vida es ideal caminar en una sola dirección, englobando todos esos aspectos que te conduzcan a la meta final, bien sea a corto, mediano o largo plazo, estarás trabajando en ello con la convicción de que lo lograrás, dando pasos firmes y seguros, y no buscando alternativas por aquí y por allá, pues todo ser humano requiere direccionar su vida hacia lo que le haga feliz y pleno para su realización personal.

Métodos y resultados

Siguiendo los parámetros que establezcas día tras día y de manera clara, verás los frutos de cada esfuerzo por mínimo que parezca y te posicionarás en la cima del éxito sin duda alguna. Sólo debes decidirlo.

Hábitos y orden

Una vez adoptados los hábitos debes ser ordenado y disciplinado para seguir adelante. Y nutrir esa motivación intrínseca que te impulsa al logro y que te permite saborear las mieles del éxito. Todo depende de la determinación que tengas. No claudicar es la clave.

Organízate, el tiempo pasa

Si algo debes tener claro es que el tiempo corre y no regresa, por tanto, has de aprovechar al máximo cada etapa de tu vida y trabajar en los sueños que desees materializar en cada escalón. Tú mismo te lo agradecerás y ganarás autoconfianza.

Responsabilidad y coherencia

Ser responsable y coherente con lo que una vez decidiste y continuar en esa línea hará más fácil el camino sin estar cambiando de opinión una y otra vez. Se trata de tomar decisiones tras un análisis preciso de o de los escenarios que se puedan presentar y cómo superar los obstáculos en caso de que aparezcan, siendo resiliente y aprendiendo de cada situación para ser mejor persona.

Bienestar con el entorno

La realización de tus sueños puede hacerte mejor persona, al sentirte realizado y motivado continuamente, habiendo definido tu propósito mediante el establecimiento de un proyecto de vida, donde cada paso cuenta. Por ende, tus relaciones interpersonales serán amenas.

Y tú, ¿ya hiciste tu proyecto de vida?

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram