Gossip Girl, a diez años de su estreno

El fenómeno teen que marcó un antes y después en la industria audiovisual para adolescentes ¿Es esta serie otra Sex and the City?


Por Milagros Orlando
@miluorlando
:: Argentina ::

En septiembre de 2007 la serie basada en las novelas homónimas de Cecily Von Ziegesar llegó a la pantalla de The CW y automáticamente se convirtió en un éxito inesperado que duró nada más y nada menos que 121 capítulos: viajes al colegio en limusina, dramas amorosos, universidad, realeza y alta costura. Durante seis temporadas fuimos testigos de un “culebrón” de calidad que abrió los ojos a un nuevo mundo de posibilidades y marcó un legado en las series y películas con aires teen.

La historia comenzó con el regreso a Manhattan de Serena van der Woodsen, interpretado por la multifacética Blake Lively, de un internado de Cornwall, Connecticut. A su regreso, su mejor amiga Blair Waldorf, personificado por Leighton Meester, la recibe enojada por haberse ido de la ciudad sin despedirse. Chase Crawford en el papel de Nate Archibald y Ed Westwick como Chuck Bass completaban este cuarteto protagónico de la elite neoyoquina. Y, obviamente, no faltaba Dan Humprey, el chico de clase media que quería pertenecer a ese grupo selecto, interpretado por Penn Badgley.

Kristen Bell también fue una figura clave en la serie. Es que la rubia actriz fue la encargada de ponerle voz a la famosa bloguera “Gossip Girl” que se encargaba de sacar a la luz todo lo que sucedía en el Upper East Side. Su famoso "And who am I?! That's one secret I'll never tell. You know you love me... XOXO Gossip Girl” aún resuena entre todos los fanáticos de la serie. Así como también la mala decisión que tomaron los guionistas - tal vez, apurados por ponerle fin a una historia que venía con grandes bajs de audiencia- al revelar la identidad de esta famosa bloguera.

El uso de la moda y la música fueron dos de los grandes aciertos de Gossip Girl. En poco tiempo la serie se convirtió en un ícono fashionista para miles de adolescentes, casi igual a lo que ocurrió con las protagonistas de Sex and the City entre 1998 y 2004, gracias a la elección de las prendas realizada por la vestuarista Cindy C. Torres. Gucci, Chanel, Stella McCartney, Elie Saab y Oscar de la Renta fueron algunas de las marcas que vistieron a Serena y Blair, así como otros diseñadores desconocidos que lograron marcar un antes y después en la industria televisiva.

Los productores de Gossip Girl sabían que le estaban hablando a adolescentes y que la elección de la música era clave, así que no dudaron en contratar Alexandra Patsavas. La reconocida y aclamada supervisora de música de otras series como The O.C. y Grey’s Anatomy optó por canciones pop de moda y el acierto estuvo a la vista en cada uno de los 121 capítulos de la serie.

A diez años de su estreno, las famosas escaleras del Met se convirtieron en un ícono y el mundo todavía se divide entre el team Blair y el team Serena. Es verdad que Gossip Girl no es una gran serie, pero no hay dudas que aún es un fenómeno.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram