Geotermalismo, una alternativa turística saludable

Argentina cuenta con una multiplicidad de opciones de geotermalismo que son recomendadas por profesionales médicos para el tratamiento de diversas afecciones como problemas respiratorios, enfermedades de la piel, trastornos del aparato locomotor, circulatorio y digestivo, entre otras.

Mejorar la salud y la calidad de vida es una sabia elección para capitalizar las vacaciones en una experiencia beneficiosa para optimizar el estado físico y mental en un marco de impactantes paisajes.

Una de las alternativas más eficaces en este sentido es el geotermalismo, siendo una actividad que a través de la fusión de sus fuentes termales y minerales y sus derivados compuestos por aguas, microorganismos y algas crean un microclima único con fines curativos, preventivos o de rehabilitación.

Argentina cuenta con una multiplicidad de opciones de geotermalismo que son recomendadas por profesionales médicos para el tratamiento de diversas afecciones como problemas respiratorios, enfermedades de la piel, trastornos del aparato locomotor, circulatorio y digestivo, entre otras.

Además, la mayoría de estos escenarios se encuentran equipados con una infraestructura que permite incrementar el nivel de bienestar en sus centros de tratamientos estéticos y spas con la máxima tecnología disponible en el sector.

Una de las provincias que posee uno de los sistemas terapéuticos de mayor trascendencia en el mundo es Santiago del Estero.

Ubicada sobre la ribera del Río Dulce, las Termas de Río Hondo proponen un nuevo concepto turístico que combina la salud, el bienestar y belleza natural.

Sus aguas termales contienen pequeñas cantidades de hierro, sodio, fósforo, yodo, fluor y bromo y se encuentran en estado iónico (cargadas de energía eléctrica) y por lo tanto, poseen una gran fuerza de penetración y difusión en todo el organismo.

Estas propiedades impactan en grandes beneficios para la salud tales como: la generación de resultados analgésicos y antiespasmódicos, optimización de la circulación sanguínea, reactivación del metabolismo, la recuperación de la piel en distintas afecciones y además, combaten contracturas e hipertonía muscular.

Otra provincia que cuenta con una multiplicidad de opciones en complejos termales es Entre Ríos. Las ciudades de Colón, Federación, Santa Fé, Concepción del Uruguay, La Paz, Chajarí, Villa Elisa, Gualeguaychu, Concordia, Victoria, María Grande y Basavilbaso cuentan con centros especialmente abocados al turismo medicinal, termalismo y recreación.

Por ejemplo, la localidad de Federación se destaca por su origen histórico y trayectoria en termalismo, ya que fue la primera ciudad del Litoral argentino en desarrollar esta actividad. En el año 1994 se realizó la primera perforación y en la actualidad es uno de los centros termales de mayor magnitud de Sudamérica.

La ciudad de Federación cuenta con hoteles, spas y restaurantes de máximo nivel y servicios para el turista.

Los baños termales fueron reconocidos y avalados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un método válido y acorde al tratamiento de diversas afecciones. Las opciones para mejorar la salud, optimizar la calidad de vida y disfrutar de un verdadero relax durante las vacaciones encuentran a las termas argentinas como una alternativa accesible e ideal para todas las generaciones.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción