Entrevista a Carolina Herrera hija: "Me dejo llevar por el instinto"

Estuvimos en el lanzamiento de la nueva fragancia Carolina Herrera VIP 212 Rosé y entrevistamos a su creadora, que nos cuenta sobre la mística neoyorquina.

Por Ferni Moreno (desde Nueva York)

La Gran Manzana estaba helada, el revuelo que implica la Semana de la Moda en la ciudad se respiraba fuerte en los alrededores del Lincoln Center. En ese espacio se realizan casi todas las presentaciones de las nuevas colecciones, las pasarelas arden; en ese contexto vimos por primera vez a Carolina Herrera de Báez. Ella estaba sentada en la primera fila, muy tranquila charlando con varios periodistas que con grabador o cámara en mano registraban la previa al desfile de su madre, la diseñadora top Carolina Herrera. El mundillo de la moda decía presente; la mayoría, megalookeados, Carolina no. Llevaba una camisa floreada con un chaleco negro inflable y un pantalón de vestir, casi sin maquillaje y con un clásico rodete. Sin embargo, su elegancia natural se destacaba, su mirada amable y su voz calma seducían más que el mejor look jamás visto en un coolhunting. Luego del desfile, nos dirigimos al corazón del Soho para asistir a la presentación de la fragancia, ahí charlamos con ella. Pero antes, ¿quién es esta chica?

Carolina Herrera de Báez vive en Madrid, está casada con el ex torero Miguel Báez y tiene tres hijos. Nació en lo que ella denomina "el microcosmos de Caracas", Venezuela. De adolescente, se fue a vivir a Nueva York con su familia y vivió de cerca el proceso en el que su madre, Carolina Herrera, se posicionó como una de las diseñadoras más importantes de la moda mundial. Estudió ciencias, cine, trabajó como productora varios años y vivió de cerca la locura del Studio 54 y la energía de la factoría de Andy Warhol. Vivió todo muy a full, viajó, se divirtió y un día pensó en un perfume.

  • Tu primer paso en las fragancias lo diste en 1997 con la creación del Carolina Herrera 212, que se transformó automáticamente en un clásico.

¡Golpe de suerte! (dice sin vacilar).

  • ¿En qué te inspiraste? ¿Cómo fue ese proceso?

En ese momento fue todo vertiginoso, yo no entré a trabajar en Carolina Herrera, yo entré a dar ideas para un perfume que luego se convirtió en 212. No sabía por dónde iba, me dejé llevar. Siempre me dejo llevar por el instinto. Sí estaba segura de que la inspiración partía 100% de Nueva York, de lo que para mí significaba la ciudad, y yo en ese tiempo la estaba viviendo de lleno. Era muy fácil imaginar a esa mujer, imaginar este perfume que era Nueva York.

  • La ciudad siendo el gran disparador de las nuevas fragancias.

Sí, pero ya no es solo la gran ciudad, fue en su momento la mujer sensual que se mueve por la ciudad, y ahora imaginamos cómo sería la fiesta perfecta.

  • Una fiesta que se vive divinamente en el comercial del 212 VIP Rosé.

Tiene buena energía, ¿verdad? Es una fiesta que mezcla la belleza de Nueva York, es lo que me encanta de esta ciudad, admite todo: talento, excentricidades, pero solo admite verdades. Porque si no eres auténtico, te admite una vez, pero no hay una segunda. Lo rico de esta fiesta es que todos los personajes que ves varían en edades, en profesión, pero todos conviven. Eso es lo divertido, lo enriquecedor, la vorágine, la mezcla, el cruce de ideas.

  • Hablame del nuevo perfume.

Está muy rico, es fresco y seductor, me fascina. Es muy coherente con lo que es, con la familia, el universo 212. Igualmente, creo que una no tiene que ponerse solo una fragancia, creo que puede mezclar el clásico por la mañana y por la noche ponerse el VIP Rosé, conviven a la perfección.

  • Claro, antes se usaba un perfume toda la vida o se variaba según la estación del año o se lo asociaba a una edad determinada.

Yo siempre fui muy cambiante, adapto mi perfume según mis estados de ánimo, "hoy me siento de tal o cual manera", y también lo combino según la ropa o la ocasión. Y sí, es algo nuevo, creo que hay tanto en el mercado que es imposible adaptarlo a un uso que tenga que ver con un momento del día, por ejemplo. Pensar que un perfume es solo para una edad es puro marketing, la elección tiene que ver con la identificación, es algo muy personal.

  • Cuando creás una fragancia, diseñás un mundo imaginario, ¿es como crear un personaje de una película?

Cuando trabajo un perfume, siempre hablo del guión. Donde pienso quién es esta mujer, qué hace, cómo se mueve, cómo vive. Porque en ese imaginario estás creando un personaje para que rellene el concepto de qué es el perfume. Cuando el perfume está listo, me gusta romper el guión, ya vuela solo porque todas podemos tener un poquito de esa mujer dentro.

  • Cuando termina la creación del perfume, ¿seguís el proceso de elección de campaña, comercial, packaging?

Sí, estoy en todo, hay que estar en todo. Tengo un equipo fantástico, porque el proceso es largo, pero sí, estoy en todo, jajaja.

  • Lo mágico de los perfumes es que llevan y traen recuerdos...

¡Sí, y me lo dicen mucho! "Me encanta este perfume porque lo usaba cuando me casé", o "aquel me encanta porque lo usaba cuando nació mi primer hijo". Lo bonito es que crea memoria. Eso es lo que me gusta de los perfumes, el misterio, el romanticismo, lo efímero, no hay reglas.

  • Las fragancias te transportan, como cuando olés una fruta y te recuerda a una mermelada que te hacía tu abuela de niña.

Absolutamente, para mí, el jazmín es mi mamá en un 100%, me recuerda a mi niñez en Caracas. También hay olores de la cocina que me recuerdan a amigas, es la conexión sensorial, eso es lo bonito.

  • Sos una mujer casada con hijos y que trabaja, ¿pensás en esa mujer al momento de crear?

Yo creo que más que pensar, esa mujer está ahí. Sale natural, cada etapa, tus gustos, tu manera de ser, tu manera de ver la vida, van cambiando, vas madurando, bueno..., esperamos, jajaja. Eso se ve reflejado en los resultados.

  • Y vos, ¿cómo llevás el ser pareja, madre y trabajadora full time?

Se lleva bien, yo creo que cuando te gusta algo y tienes el apoyo de tu familia, todo va bien. Cuando ves que a tus niños les encanta que su mamá trabaje, viaje, que les cuente historias o les lleve regalos, jajaja. Muchas veces estoy de viaje y me gustaría estar en Madrid, porque me pierdo algo de los niños, pero al final no es un drama. Aprendes a compensar.

EL NUEVO PERFUME

Conocé los secretos de la creadora de una de las fragancias más emblemáticas.

La fragancia 212 VIP Rosé ($810 los 50 ml) te abre las puertas a las mejores fiestas de la ciudad, ¿cómo? Sus ingredientes son: champán rosado fresco y afrutado que anuncia el tono festivo y desenfadado de la creación; el corazón de la fragancia, la flor de melocotonero; y el queen wood, un acorde amaderado adictivo, intenso, elegante y sutil, que dota de sensualidad al perfume.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Fuente: http://www.revistaohlala.com/1681044-entrevista-a-carolina-herrara-hija-me-dejo-llevar-por-el-instinto