Ellos necesitan un futuro

«Sé tu mismo el cambio que quieres ver en el mundo». Seamos hoy el cambio para que esta familia conquiste su destino.

La familia Ríos García a pleno, junto a Ana.

Villa Eloisa es una pequeña localidad de 3.200 habitantes ubicada en el Depto. Iriondo, a 120 km de la ciudad de Rosario y a 45 km de Cañada de Gómez, en la provincia de Santa Fé.

Ana Vega es la Directora de la Escuela Primaria Nº 252 "Domingo Faustino Sarmiento", y como toda docente -y a veces "segunda mamá"- que convive con nuestros hijos todos los días, no está ajena a realidades sociales difíciles. A veces, en ese rol tan hermoso que es el de educar, enseñar valores y preparar a los niños para la vida, hay que tomar la iniciativa. Y Ana se propuso cambiar la historia.

Una historia que la toca de lleno, y que junto con la Coordinadora de Desarrollo Social Eliana Gerbaudo, se propusieron cambiar para mejor, porque quieren darle un propósito, un proyecto, una esperanza a una familia muy golpeada por la vida, pero que no quiere rendirse.

Los Ríos García son 8 hermanos. Erica, a punto de cumplir 22 años, quien tiene un hijo de 3 y está esperando su segundo bebé. Johanna, a punto de cumplir 15 años en una fecha muy cercana al aniversario de la muerte de su mamá. Juan Pablo (12), Facundo (8), Ezequiel (22), Walter (19), Fabián (18) y Gustavo (16).

Los chicos están solos. Su mamá, trabajadora incansable, murió de cáncer hace 1 año atrás y su papá no está presente.

Ante el panorama de vulnerabilidad, debido a que no tienen un hogar apropiado sino una casa muy precaria, Ana salió a buscar ayuda. Ella quiere que estos chicos no bajen los brazos, que sientan que son importantes - y lo son -, que ellos son el futuro de nuestro país y no podemos darnos el lujo de mirar al costado. Siente que no podemos dejarlos a merced de innumerables consecuencias sociales y vicios que pueden empeorar su situación. Hay que hacer algo.

La comuna de Villa Eloisa, a través de la gestión de su intendente Mauricio Tartaglini, se hizo eco de la situación y la comuna está colaborando en la medida de lo posible, pero las necesidades son tan grandes, que requieren un compromiso mayor.

Los 2 hermanos mayores, Ezequiel y Walter, trabajan en la comuna local recolectano residuos, cortando el pasto o realizando tareas de albañilería. Además, Ezequiel también es bombero voluntario. Otros dos hermanos, Gustavo y Fabián, apuestan a un sueño compartido. Quieren hacerse su propio futuro estudiando mecánica, para así montar su propio taller y realizarse como personas, con la dignidad que la educación, la capacitación y el esfuerzo del trabajo propio sólo pueden darle a una persona de bien. Como bien cantaba el "Nano" Serrat, "se hace camino al andar", y ellos ya lo están transitando. Con ayuda de todos, sin duda llegarán a la meta.

“Trata a un hombre tal como es, y seguirá siendo lo que es; trátalo como puede y debe ser, y se convertirá en lo que puede y debe ser.” (Goethe)

Veamos el potencial de estos chicos y no los dejemos solos. La vida tiene muchas vueltas y el futuro puede cambiarse con las acciones del presente. Un concepto científico de la Teoría del Caos, conocida como el efecto mariposa se resume en esta frase: "El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo".

Steve Jobs, en su famoso discurso ante los alumnos de la Universidad de Stanford, hablaba de "conectar los puntos" y sostenía que él no podía haber llegado al lugar donde se encontraba si no hubiera pasado por todos los "puntos" o momentos claves de la vida, que lo pusieron en la cima del mundo.

¡ Seamos hoy el momento clave en la vida de los Ríos García !

¿Quién puede afirmar que estos chicos, el día de mañana no puedan llegar a ser lo que sus sueños y su imaginación hoy les muestra como un futuro lejano? ¿No deberíamos darle las mismas oportunidades que a todos?

El proyecto de Ana

El llamado a la solidaridad, comprende en una primera etapa, la posibilidad de lograr construir una casa con 2 habitaciones, que les permita a los chicos, tener un lugar digno con la comodidad necesaria para albergar a 10 personas.


De izquierda a derecha: Fabián, Ezequiel, Juan Pablo, Erica junto a su hijo Augusto y su marido Leo, Yoana, Walter, "Facu" y Gustavo.

Para ello, abrieron una cuenta bancaria en la sucursal 866 del Banco Macro de Villa Eloisa, para que con un simple click, o un depósito en cuenta, que no puede llevarnos más de 5 minutos, podamos cada uno, construir con nuestro "ladrillo de esperanza", un verdadero "hogar" para esta familia.

Datos para donar

BANCO MACRO

  • Sucursal 866 Villa Eloisa, Provincia de Santa Fé, Argentina.
  • Caja de Ahorro en pesos 4-866-0948687500-7
  • GARCIA EZEQUIEL ANDRES y GARCIA ERICA NOELIA
  • CBU: 2850866340094868750078



Ana junto a Ezequiel, Gustavo y Leo.

La Carta

Hola amigos de Vida Positiva!

Les escribo desde Villa Eloísa, Santa Fe. Mi nombre es Ana y quiero contarles que en mi localidad hay una familia formada por 8 hermanitos que están necesitando la ayuda de todos.

Su mamá falleció hace casi un año y no tienen un papá que se haga cargo de ellos. La encargada de sus hermanos es Erica, que tiene un niño de 3 años y está esperando para el mes próximo su segundo bebé. Ella cuenta con el apoyo del papá de sus hijos pero también viven con ella el resto de sus hermanos, Ezequiel, Walter, Fabián, Gustavo, Yoana, Juan Pablo y Facundo. Todos tienen entre 23 y 8 años.

Viven en una situación de hacinamiento y hostilidad que, entre varias personas e instituciones queremos mejorar. Contamos afortunadamente con el apoyo de la Comuna de Villa Eloísa y con gente de buena voluntad que se suma al proyecto. Están comenzando a ampliar la pequeña y precaria vivienda que habitan, para brindarles mayor seguridad, protección y comodidad.

Desde infraestructura local estipulan que los gastos ascenderían a entre $ 80.000 y $ 100.000.

Sumado a esto y para que la tarea de organizarlos sea completa, estamos insertando al mercado laboral a los que pueden hacerlo y que los más chicos recuperen la escolaridad.

Gustavo y Fabián, además de comenzar a trabajar, empezarán a estudiar mecánica. Unimos esfuerzos para que la alimentación, abrigo y salud, sean óptimas para todos. Como bien sabemos, con levantar paredes no alcanza, por eso vamos a necesitar más colaboración, y por eso me atrevo a escribir.

Somos conocedores de la buena voluntad y del deseo de muchas personas de ayudar. Todo lo que podamos conseguir para esta familia y su nueva casita, será bien recibido. Ellos ya sienten el apoyo que les estamos brindando, y se sienten “cuidados y queridos”.

Eso es lo que queremos demostrarles y sostener en el tiempo. Que sepan que no están solos, que nuestro compromiso seguirá y que juntos vamos a lograr que tengan un mejor presente y el futuro que como todos los niños del mundo, se merecen.

Gracias, mil gracias desde ya!!!


"Facu" nos mira con esperanza y alegría

El video a continuación está basado en una historia que circuló mucho tiempo por Internet. No sabemos si es cierta o no, pero el mensaje es exactamente el que queremos que vean. Si bien se trata de un comercial de Thailandia, el mensaje es contundente.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción