El nuevo canon de belleza: ¿Qué es un cuerpo "normcore"?

El término normcore llegó al diccionario de la moda no hace mucho y sirve para definir un estilo que intenta, al menos supuestamente, no ser un estilo. Es decir, parecer que te has puesto los primero que has visto en el armario, pero en realidad todo el outfit está completamente planificado. Entonces, ¿cómo se ha extrapolado este término del mundo de la moda a la identificación de un tipo de cuerpo? O lo que es peor, ¿un cuerpo de moda?

Todo comenzó este verano cuando la periodista Maya Singer escribió un artículo en Style.com donde hablaba de la próxima tendencia de la temporada, en cuanto al cuerpo se refiere, el "normcore body". Para ella, este tipo de cuerpo "normal" es aquel que tiene una apariencia saludable con un poco de barriga, pero tampoco tanta, con unos brazos no completamente musculados o unos muslos... que se diferencien de los gemelos. En definitiva, Singer se estaba metiendo en un embolado un tanto difícil de deshacer. Porque, ¿podemos modelar nuestro cuerpo y adaptarlo a una tendencia?

La autora escribía con nostalgia sobre aquellos cuerpos de las actrices de los 90 que, según ella, irradiaban mucha más naturalidad y belleza que los de las estrellas de Hollywood de este nuevo siglo. El culmen de lo natural, escribe, es "Sandra Bullock en la película La Red (1995) y especialmente la escena en la que está tomando el sol con un bikini negro". Pero no solo Bullock, sino también sus compañeras de aquella época como Winona Ryder o Drew Barrymore. Normales porque no hacían tablas de ejercicios extenuantes ni dietas de desintoxicación a base de zumos, comida orgánica y ni una pizca de gluten. O al menos en aquellos tiempos sus temas de conversación no giraban en torno a sus más estrictas reglas de belleza.

Todo ese éxtasis de naturalidad se corrompió cuando llegó Carrie Bradshaw y sus tres mejores amigas a nuestras vidas con "Sexo en Nueva York". Sarah Jessica Parker, con su súper musculado cuerpo cambió el canon de belleza, que es el que ha llegado hasta hoy. Pero, según vaticina Singer, esta tendencia ha colapsado. Porque al igual que los fieles seguidores del "normcore style", que cuidan mucho su look y visten de marca pero sin que se note para tener un estilo limpio y poco recargado, los cuerpos del futuro son aquellos que lucen unos cuantos kilos más de los que los más estrictos dietistas permiten, pero sin llegar a tener michelines y parecer descuidados. Todo para presumir de un cuerpo normal.

En definitiva, se trata de hacer un cambio estético. Para la periodista todo este asunto es meramente un cambio necesario para acabar con un cánon demasiado rígido que llama a buscar una perfección innegablemente utópica. Pero seguramente todavía no sepas de qué se trata. Nadie lo sabe. Es tan etéreo y poco identificable que parece otra visión utópica de lo que nuestro cuerpo debería ser. Ni demasiado atlético ni demasiado descuidado. ¿Qué pasa con las chicas que son muy delgadas por constitución? ¿O las que se pasan de lo considerado "normal"?

Precisamente todos estos interrogantes los encontramos por todos los rincones de Internet. Y es que lo visionario de Singer no ha sentado bien a gran parte de la comunidad blogger. Las feministas rechazan que el cuerpo pueda ser enfocado como una tendencia porque cosifica nuestro físico y ataja el verdadero problema que hay en torno a los cánones de belleza. Imponiendo o alabando otro no se acaba con la falacia de que existe un ideal de belleza que todas tenemos que perseguir, aunque intente que la "normalidad" rebaje las expectativas de las que necesitan una "guía corporal" para modelar sus cuerpos. Pero, ¿cómo le explicas a una adolescente qué es lo "normal"?

La aceptación de una misma y la proyección de un estilo de vida saludable con alimentación sana y ejercicio regular no va resultar efectivo si seguimos encumbrando cánones a los que el resto de mortales tenemos que adaptarnos.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Fuente: www.enfemenino.com