Conéctate con los sabores de la vida

Somos lo que comemos.


Por Chaimar Mojica
@chainathy
:: Venezuela ::

Las mujeres son un cúmulo de emociones, ellas son una cajita de sentimientos por naturaleza, que ¡ojo!, pueden controlar si lo deciden, sobre todo al estar conscientes de que lo que comen repercute en gran medida en su estado de ánimo. Construyendo por supuesto la realidad que deseen o cambiando la que poco les agrada. Estimulando la serotonina –químico cerebral-, para sentirte bien, en lugar de esos bajones de ánimo y hasta depresiones. Así pues, es esencial conectarse con los sabores de la vida al ingerir los alimentos precisos que despierten estas emociones, creando desde luego la atmósfera ideal, pues la esencia es cuántica y las partículas energéticas materializan eso que anhelas.

Dependiendo de lo que desees, o de lo que tu subconsciente manifieste, degustarás. Por ejemplo:

Pizza

La pizza suele comerse -y con muchas ganas por cierto- cuando se está en pareja, ¿Por qué? bueno, la respuesta es: deseo sexual. Es decir, pizza igual a sexo, pasión y erotismo. Por eso en las veladas románticas, en las que deseas celebrar momentos especiales con tu ser amado, una pizza es bienvenida.

Chocolate

Ideal para conectarse con el amor, sobre todo con el amor propio. Esa esencia que nace de ti y que emanas al entorno para crear relaciones afectivas e interpersonales gratificantes, pues la vida es un boomerang. Tal cual, lo que das recibes de vuelta. Si has tenido momentos tristes o poco agradables a tu parecer a lo largo del día, es bueno hacer un alto y apartarte del mundo para interiorizar, reflexionar, y respirar. Aquí un chocolate te ayudará a -barra por barra- enlazarte con el amor, y antes de tratar a otras personas con un estado de ánimo bajo, mejor recargar las pilas, de forma que ninguno se sienta herido.

Café

Es el sabor sinónimo de la energía, para conectarse con la vida. Con la fuerza que necesitas para enfrentar nuevos retos. Un café es justo lo que requieres cuando hay preocupaciones, pero sientes que no cuentas con la vitalidad suficiente para hacerle frente a los retos, tal vez por la rutina. Di: ¡Stop, voy por un café!, rompe con la rutina y saborea un café, ideal para esos días en que la lluvia y la niebla son protagonistas, y te hacen más sensible. Ya sabes la respuesta a por qué se opta por café, en esas mañanas en las que no quieres levantarte de la cama para seguir la rutina.

Cerveza

Para decirle ¡bye! por un momento a la realidad que puede estar agobiándote, inmers@ en preocupaciones, ocupaciones y deberes. En este caso, el mejor plan es juntarse con los amigos y tomarse unas cervezas, para tener una buena tertulia que libere presiones y te olvides de lo que acontece, creando una realidad grata, para pensar con cabeza fía y luego seguir en ese papel de adulto responsable.

Masticar chicle

Es la opción indicada para masticar o digerir una idea o situación, pues no con todo debes estar de acuerdo. Pero ¡ojo!, que si no lo puedes cambiar hay que adaptarse, más si escapa de tus manos o no es tu responsabilidad, pero te toca directamente. Asimilar esa realidad será mejor con un chicle en la boca, para que el cerebro se relaje. Además un chicle puede resultar apropiado para engañar al cerebro y al estómago, cuando tienes hambre, pues masticar hace que tu cuerpo crea que está comiendo. Calma esa ansiedad.

Cítricos

Limón, parchita o naranja, te quieren decir que: “necesitas concentrarte”. Estos jugos o frutas, son primordiales para concebir ideas y materializarlas, llegando a la salida del laberinto en el que muchas veces puedes encontrarte cuando deseas resolver una situación, o por qué no, estudiar para un examen.

Caramelo

Para decirle "hola" al lado dulce de la vida. Un caramelo te conecta con el lado amable, con esa magia propia de tu niño interior, relajado, despreocupado, divertido y feliz. No importa la edad, lo que importa es el espíritu y tu buena actitud. Ve por un dulce, y permítete la dulzura de la vida que está frente a ti.

Calentito, y con aroma a hierbas y/o frutas, es propio para armonizarte y crear bienestar, tocando la naturaleza viva, en quietud, calma y relajación. El té te aleja del estruendo, hasta del eco de tu mente.

El abanico de sabores está frente a ti, para disfrutarlos y disfrutarte, creando la realidad feliz y armónica que mereces, ayudándote en cada contexto.

Eres lo que comes, y comes lo que decides crear.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram