Call me by your name y Lady Bird: las favoritas que no alcanzaron

El drama romántico de Luca Guadagnino y la comedia dramática de Greta Gerwig eran dos de las favoritas para alzarse con el ansiado premio en los Oscar.


Quizás a muchos les suene el nombre de Timothée Chalamet. Es que este actor de 22 años, no solo estaba nominado a Mejor Actor -premio que ganó Gary Oldman por su interpretación de Churchill- sino que además participó en dos de los films nominados a Mejor Película. En Call me by your name fue Elio, el joven protagonista que descubre el amor junto al becario de su padre, y en Lady Bird se disfrazó del bajista que le rompe el corazón a la protagonista. Pero ¿Qué tenían estas películas para ser las favoritas de los miembros de la Academia?

Por su parte, Call me by your name, basada en una novela de André Aciman publicada en 2007, cuenta la historia de amor entre Elio, un adolescente de 17 años que veranea junto a su familia en el norte de Italia y Oliver, el universitario que ha sido invitado por su padre a pasar el verano en su villa para terminar su doctorado en cultura grecorromana. Lady bird, en cambio, sigue el último año de colegio de una adolescente y todo lo que ello conlleva: el ingreso a la Universidad, las relaciones amorosas y el baile de graduación.

En estas películas encontramos mucho más que un actor en común; ambas destacan por ser las más honestas que han pasado por la pantalla grande en los últimos años. Porque si en Call me by your name presenciamos un amor tan real y universal, en Lady bird huimos de los lugares comunes para hallar una observación auténtica de los comportamientos y sentimientos adolescentes.

Y mientras Lady Bird es un exponente del talento femenino -Greta Gerwig es la quinta mujer en la historia de los premios Oscar en ser nominada en la categoría Mejor dirección- en el momento más oportuno para un un Hollywood machista; Call me by your name arrasa con una historia de amor universal e igualitario. Dos películas que podrían resultar "controversiales" para los integrantes de la Academia, pero que brillaron con lo suyo a su manera.

Finalmente, la Academia consagró a La Forma del Agua, del mexicano Guillermo Del Toro, como la Mejor Película. Al menos, Call me by your Name pudo alzar la estatuilla a Mejor Guión Adaptado -también estaba nominada en la categoría de Mejor actor y Mejor Guión original- pero Lady Bird no tuvo la misma suerte; el film de Gerwig no resultó ganador en ninguna de las cinco categorías en las que estaba nominada.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción