Atravesando tormentas

Historicismo, con el espíritu del libro «Historias con semilla que pueden cambiar al mundo», de Claudio Penso

Tormenta. Los animales tratan de huir y guarecerse. Tienen un miedo ancestral. Aprendieron que los truenos, el viento, los rayos o la lluvia pueden amenazar la supervivencia. Por eso esperan a que amaine en completa inmovilidad.

Las águilas perciben las tormentas con anterioridad a que se desencadenen. Lejos de escapar, comienzan a planear, parecen sumergirse y las enfrentan. No es un comportamiento suicida. Saben que pueden acercarse y deslizarse en búsqueda de una oportunidad.

¿Qué buscan con el riesgo?

Usan el aumento del viento para volar más alto, por encima de la tempestad.

¿Cómo actúan los hombres frente a las tormentas?

Con miedo, a veces con sorpresa. Recuerdan que son vulnerables y que no son el centro del universo. En ocasiones, también actúan con soberbia y continúan sus pasos con negación. Cuando las tormentas destruyen sus nidos, algunos se aferran, otros escapan, muchos regresan al mismo lugar a construir defensas.

Continúan sin aprender y piensan que esa fue la última tormenta.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Claudio Penso Consultores