Aluminé, un paraíso de alto impacto

La ciudad neuquina fue bautizada por la comunidad mapuche y significa “hoya brillante”, a modo de síntesis del impacto visual del río que lleva su mismo nombre y define la identidad del lugar

En la zona de alta montaña, en la provincia de Neuquén, la naturaleza despliega sus máximas virtudes. Aluminé define su impactante belleza por las aguas azules y cristalinas de sus ríos, cascadas y lagos rodeados de amplios bosques de pehuenes o araucarias que predominan en la zona.
 
La ciudad neuquina fue bautizada por la comunidad mapuche y significa “hoya brillante”, a modo de síntesis del impacto visual del río que lleva su mismo nombre y define la identidad del lugar.
 
Sin dudas, el río Aluminé es el escenario protagonista de la zona y no sólo por sus aguas cristalinas sino por sus condiciones ideales para la práctica de rafting. Allí se realiza anualmente el Campeonato Argentino de este deporte durante el mes de octubre ya que el deshielo primaveral le aporta mayor caudal y lo torna el entorno natural más desafiante del país, concentrando los máximos niveles de dificultad para los deportistas profesionales.
 
Pero los amateurs y principiantes del rafting también pueden practicar este deporte bajo una sola condición, tener la voluntad de trabajar y disfrutar en equipo. Este deporte extremo implica la coordinación y el trabajo grupal con el fin de descender cada uno de los rápidos con efectividad y así, disfrutar al máximo esta experiencia como un desafío que implica la complementariedad de esfuerzos. Inclusive, los turistas también tienen la posibilidad de disfrutar de una competencia que se realiza todos los años en el mes de febrero.
 
Otra actividad que distingue a Aluminé como un destino con valor agregado es su fauna y la posibilidad de conocerla a través de avistamientos y safaris fotográficos en dónde el turista podrá ver de cerca pumas, zorros, gatos guiña y monitos del monte, entre otras especies.
 
Un clásico en Aluminé es conocer su paisaje a caballo. Las cabalgatas trazan un camino inmejorable e imperdible de las montañas, bosques, ríos, lagos y arroyos en las zonas de Ruca Choroi, Carri Lil, Lonco Luan, Villa Pehuenia, y el Lago Hui Hui, entre otros .
 
Además, hacia el oeste cordillerano, ante la presencia de un clima signado por lluvias intensas, abundan los bosques mixtos de pehuén, lenga, ñire, roble pellín y raulí, siendo especies únicas de esta región que motivaron la creación de Áreas Protegidas, como el Parque Nacional Lanin, las Áreas Naturales Protegidas Batea Mahuida y Chany, todas en las localidad de Alumine.
 
El confort también es su sello ya que la zona cuenta 800 plazas habilitadas para el hospedaje, entre hoteles y cabañas. Además, existen una gran cantidad de restaurantes y casas de té con una gastronomía servicio de máximo nivel.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano