A los 87, se convierte en una «instastar»

Helen Van Winkle se convirtió en un ícono de moda en Instagram y es seguida por adolescentes y grandes celebridades. Sus publicaciones le reditúan miles de dólares de ganancias.

Helen Van Winkle atrae en Instagram a fans de todo el mundo. @baddiewinkle

Winkle, una verdadera "social-star" que con sólo publicar un post en Instagram puede generar hasta 60.000 "me gusta" y miles de dólares.

Nació en Kentucky en 1928 y su slogan en las redes sociales es "robando a tu hombre desde 1928".

Winkle se crió en una granja y pasó 28 años trabajando para Dresser Industries haciendo pedidos de calibradores para las máquinas. Ella pasó sus días con ingenieros y sus noches criando a sus hijos y nietos.

Solía asistir a "todos los eventos de la escuela, a todas las competencias de animadoras, a toda los concursos de bandas y a todas las competencias atléticas", dijo Dawn Lewis, la nieta de Winkle. "Ella siempre estuvo allí".

El esposo de Winkle, Earl George Van Winkle, murió en un accidente automovilístico en su 35 aniversario de bodas. Hace 16 años murió su hijo de cáncer en los huesos, a la edad de 46 años.

"Perdí a mi esposo y a mi hijo; me cansé de sufrir, así que me reinventé", dijo ella.

La excéntrica abuela, más conocida como @baddiewinkle en las redes sociales, no se priva de nada y se ríe de la vida, disfrutando su momento de fama con desparpajo y mucha "onda".

Su nombre real es Helen Van Winkle y saltó a la fama en las redes sociales en 2014 cuando su binieta, Kennedy Lewis, de 19 años, publicó una foto de Winkle en pantalones cortos rasgados de mezclilla y una playera de tie-dye en Instagram.

"Kennedy solía llegar de la escuela todos los días y le decía: 'Abuela, mira, hoy tienes 20.000'", recuerda Winkle. "Quiero decir, simplemente seguía aumentando".

Kennedy es la estilista de Winkle y Millenial Whisperer. Juntas seleccionan la ropa, publican fotos en Instagram e idean pies de fotografías de moda. Winkle tiene fans de todas las edades, pero los adolescentes son su sector demográfico clave.

Con más de 1,7 millones de seguidores en Instagram, conquistó a fans de todo el mundo e incluso atrajo la atención de diseñadores de moda... quienes le envían el tipo de ropa más insólito y fuera de lo común para que ella la modele y se viralice inmediatamente.

Entre sus fans se encuentran varias "celebrities" como Miley Cyrus, Nicole Richie y Gwen Stefani, íconos pop seguidos por millones de fans. Winkle está a sólo 100.000 seguidores de distancia de Gwen Stefani, quien cuenta con 1,8 millones de seguidores.

"Ellas quieren ser como yo cuando sean mayores", afirma Winkle.

La fama de "abuela social" ha llenado su agenda de actividades. Las marcas que la sponsorean la invitan a participar en importantes eventos en Los Ángeles, Las Vegas y Nueva York. Tal es así que se dio el gusto de caminar por la alfombra roja en los premios MTV Movie Awards, apareció en el programa Candidly Nicole de Nicole Richie en VH1 y aparecerá en el artículo sobre el tema 'Arrasando con Internet' de la revista Paper Magazine, la cual se hizo famosa por Kim Kardashian.

Su éxito es tal que puede ganar hasta 5.000 dólares por una publicación paga en Instagram, ya que las marcas la consideran una persona con gran influencia en las redes sociales.

Así las cosas, Instagram se perfila como la prioridad principal en inversión de publicidad en internet. Thomas Rankin, director ejecutivo de Dash Hudson afirma que "las marcas gastarán hasta 1.500 millones de dólares en publicidad nativa en Instagram el próximo año".

El juego de Winke y su nieta se convirtió en un gran negocio. La familia está en conversaciones para un programa de televisión, una línea de ropa y comercialización de productos. Winkle obtendrá una ganancia del 15% de las ventas.

"Solo espero seguir gozando de buena salud lo más que me sea posible, y de hecho tengo buenos genes", afirma.

"Y me veo genial con mis vaqueros".

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Fuentes: CNN | @baddiewinkle