Un nuevo año: cómo cumplir objetivos para el 2018

Natalia Barrera, fundadora y directora de la Escuela Nefer, una institución dedicada a enseñarle a las personas a gestionar sus emociones y lograr una vida más plena, nos enseña algunos pasos para crear metas para el nuevo año que se aproxima.


Como dice el dicho popular, hay que tener mucho cuidado con lo que uno sueña. Existe una gran diferencia entre lo que uno sueña y los objetivos que uno se traza. Esto se debe a que los sueños nos tienen fecha de vencimiento y los objetivos sí. Es por esa razón que debemos convertir nuestros sueños y fantasías en objetivos concretos para llevarlos a cabo. Para que esto suceda, hay que saber formularlos correctamente y cambiar el quiero por el puedo. El puedo nos habla de poder, nos responsabiliza del resultado, nos impulsa a movernos y accionar hacia lo que nos proponemos alcanzar. En cambio, el quiero habla de necesidad y deseo, y esta es una de las razones por la cual no se cumplen las metas, porque simplemente son deseos que nunca llegan a plasmarse.

Debemos entender la diferencia entre pedir desde la necesidad y pedir desde el merecimiento. La diferencia está en la emoción con la que formulo mi pedido. Si pido desde la necesidad, como si dijera “quiero encontrar una buena pareja”, primero estoy enfocada en la soledad, en que no tengo una pareja ahora. Si pido una pareja es porque no la tengo, entonces estoy aceptando esa carencia. En segundo lugar esa persona desea encontrar pareja, pareja son 2, por esa razón es más probable que encuentre y atraiga hombres comprometidos y que, probablemente, ya estén en pareja. En tercer lugar ese deseo no tiene fecha porque no tiene tiempo de caducidad, por ende esa persona siempre va a estar a la espera de encontrar pero no buscando lo que quiere.

Entonces, ¿cómo hago para alcanzar mis metas? ¿Cómo las tengo que formular?

Por ejemplo: cuando una persona dice "Algún día voy a comprarme una casa", el inconsciente interpreta y codifica "algún día", lo cual significa nunca, porque nunca "HOY" significará "algún día", en cambio sí expreso "antes de fin de año voy a comprarme mi casa", el inconsciente tratara de encontrar la forma para que la persona logre comprarse la casa antes de fin de año. Las oportunidades aparecerán pero el tema primordial a la hora de aceptar o no una oportunidad son las creencias limitantes de la propia persona, ya que estas son las que nos alejan de nuestros objetivos. Cuando queremos lograr algo y nos vienen a la mente frases como “necesito mucho dinero para lograrlo”, “es muy caro" o " no es momento para comprar”, estamos frente a una creencia limitadora.

Es habitual que al enfocarnos en algo que queremos lograr nos vengan pensamientos limitantes y justificaciones para no hacer lo que nos proponemos. Esto ocurre porque cuando éramos niños fuimos educados y programados desde la limitación. Cuando un niño quiere un trozo de torta, va y lo agarra pero de pronto su madre lo reta y le dice: “¡No, esperá. Tenés que esperar a que te ofrezcan un pedazo, no se agarra sin permiso!”. Es así como este niño crece y luego de adulto quiere encontrar un buen trabajo y espera a que lo llamen, a que le ofrezcan un trabajo porque algo a nivel inconsciente le dice que no puede tener lo que quiere, que tiene que esperar a que alguien se lo ofrezca o que le den permiso. Esta es una de las razones por la cual no logramos nuestros objetivos, porque estamos en una espera constante de algo externo, como si siempre nos faltara algo para accionar.

¿Cómo establecer las metas para el 2018?

Nuestras creencias limitantes se expresan a través del miedo y la duda, y esta es la razón por la cual nos sentimos estancados en nuestra vida y no logramos encontrar soluciones a nuestros problemas. Para lograr resultados diferentes debemos cambiar nuestras creencias, ya que son estas las que nos dicen si podemos lograr algo o no. El inconveniente es que el cerebro no está entrenado para hacer planes y le presta mayor atención a lo negativo. Nuestra mente ve el cambio como un peligro, ya que es algo nuevo e incierto, es por esta razón que nos incomoda o genera estrés hacer cosas nuevas o cambiar una rutina.

El primer paso para lograr nuestros objetivos es entender que nos programamos a través de las palabras y los pensamientos, ya que el lenguaje es el intento de expresar lo que se experimenta en el cerebro. Sin embargo, por más rico que este sea, no podrá expresar por completo lo que sucede en nuestra mente. Es por esta razón que cuando nos comunicamos podemos interpretar la información desde diferentes puntos de vista. Cuando hablamos de metas, la comunicación interior en fundamental, si no cambiamos nuestro diálogo interno negativo, nada va a cambiar.

Debemos concentrarnos en lo que queremos, en lugar de hacerlo con lo que no queremos. El siguiente paso es escribir las metas, todo lo que se escribe en un papel es importante. Ejemplo: si voy alquilar una casa, debería firmar varios documentos. No se trata simplemente de ir a la inmobiliaria y pedirle la casa, y prometerle que abonaré el alquiler todos los meses.

Todo lo que es importante figura por escrito, la pregunta es: ¿tus metas, son importantes?, porque de tus metas depende el destino de tu vida, si aún no has tenido tiempo para pensar en lo más importante que es tu vida, ¿en qué pensás entonces?

El secreto para lograr cualquier meta es invertir primero en nuestra mente, hasta que no podamos descubrir qué programaciones inconscientes dirigen nuestra vida seguiremos culpando al destino por nuestros resultados.

Debemos dividir nuestra meta en pequeñas ACCIONES que pueda aplicar a mi vida sin excusas.

Acerca de Natalia Barrera: Fundadora y directora de la Escuela Nefer. Comenzó su carrera como descodificadora de síntomas, estudió e investigó varias disciplinas como neurociencias, epigenetica, hipnosis, neurobiología, física cuántica, programación neurolingüística y psicogenealogia entre muchas otras, con el objetivo de comprender cómo funciona nuestra mente, porque nos enfermamos y porque no logramos nuestros objetivos. En el año 2014 creó el método Alquimia Femenina, el cual está dirigido a mujeres que quieren un cambio profundo en sus vidas, liberarse del pasado, para así desactivar cualquier síntoma, limitación o conflicto y renacer como una persona completamente nueva.
En el 2016 desarrolla junto a Fernanda Amorosi el método DESPROGRAMA los kilos que te sobran; único sistema que trabaja los tres pilares fundamentales del sobrepeso: La raíz emociona, entrenamiento específico y nutrición coherente: eliminar las dietas y enseñarles a las personas a cambiar hábitos entrenando su mente.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Vida Positiva