Turismo diferente: Bolivia, el Lago Titicaca

Lugares por descubrir que muchas veces resultan más sorprendentes e increíbles que los circuitos que todos conocemos.



Bolivia, es un país digno de admiración por su cultura y paisaje, pero muchas veces no resulta la opción más elegida u obvia del turista. Quizá sea hora de ubicar en el mapa, a un lugar que ofrece belleza, historia y una entrañable calidez de su pueblo. Este es el caso del Lago Titicaca, el mayor lago de agua dulce América latina y el más alto del mundo, se encuentra de 3.810 metros de altura. Su extensión cubre más de 8. 710 km², de los que 5.260 km² corresponden al Perú y 3.450 km² a Bolivia.

El sitio es conocido en el país como el “Lago Sagrado de los Incas” y es el lugar ideal para quien ama la naturaleza y los paisajes impactantes. Tiene una vista inolvidable, desde allí se puede ver la Cordillera Real de los Andes y las islas existentes en el Lago. Además, Titicaca es la cuna de la civilización Andina y se encuentra poblado por las comunidades Aymaras y Quechuas que aun mantienen sus identidad, costumbres y tradiciones heredadas de sus antepasados pero han fusionado el legado español en algunas actividades artísticas y culturales. La población que vive en los alrededores se dedica principalmente a la pesca y a la artesanía, siendo característico de la zona las canoas de totora, mas conocidas como "caballitos de totora".

En total las aguas de lago reúnen 36 islas, y se dispone de un sistema de navegación que mantiene en contacto a Perú y Bolivia por embarcaciones que unen el puerto peruano de Puno con la ciudad boliviana de Huaqui. A partir de 1978 se ha creado la Reserva del Lago Titicaca, con el fin esencial de conservar su flora y fauna silvestre. Su riqueza es enorme: hay 60 variedades de aves, 14 especies de peces originarios del lago y 18 especies de anfibios, entre los cuales se encuentra la rana gigante del Titicaca que puede llegar a pesar hasta 3 kg. Si existe un momento ideal para visitar el lago es entre mayo y octubre, ya que el clima le jugará a favor, con una temperatura promedio de 25°C. Pero, es importante tener en cuenta que durante las noches, las temperaturas son usualmente bajo los 0°C. durante todo el año.

Quienes visitan el lago, suelen apasionarse con su cultura y las leyendas que allí se relatan en torno a su origen. Uno de los mitos populares cuenta que hace mucho tiempo, el lago Titicaca era un valle fértil poblado de hombres que vivían felices y tranquilos. Nada les faltaba; la tierra era rica y les procuraba todo lo que necesitaban. Sobre esta tierra no se conocía ni la muerte, ni el odio, ni la ambición. Los Apus, los dioses de las montañas, protegían a sus habitantes. Sólo un pedido les hicieron, nadie debía subir a la cima de las montañas donde ardía el Fuego Sagrado.

Durante largo tiempo, los hombres acataron este pedido de los dioses. Pero el diablo, condenado a vivir en la oscuridad, no toleraba la felicidad, ni el respeto de quien acata las normas. Cuenta le leyenda, que él fue quien les pidió probar su coraje yendo a buscar el Fuego Sagrado a la cima de las montañas. Entonces los hombres comenzaron a escalar la cima de las montañas, pero a medio camino fueron sorprendidos por los Apus. Los dioses comprendieron que los hombres habían desobedecido y decidieron exterminarlos. Miles de pumas salieron de las cavernas y se devoraron a los hombres que suplicaban al diablo por ayuda. Pero este permanecía insensible a sus suplicas.

Viendo la situación, Inti, el dios del Sol, se puso a llorar. Sus lagrimas eran tan abundantes que en cuarenta días inundaron el valle. Un hombre y una mujer solamente llegaron a salvarse sobre una barca de junco. Cuando el sol brillo de nuevo, el hombre y la mujer no creían a sus ojos: bajo el cielo azul y puro, estaban en medio de un lago inmenso. En medio de esas aguas flotaban los pumas que estaban ahogados y transformados en estatuas de piedra. Llamaron entonces al lago Titicaca, el “lago de los pumas de piedra“.

Un sitio signado por la historia, la cultura, impactantes vistas y una belleza incomparable. El lago Titicaca es la mejor opción para quien guste de aprender, conocer y disfrutar de un lugar en el mundo cuya magia es digna de ser vivida.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Vida Positiva