Desdoblamiento del Tiempo. Divinamente cuánticos.

Alguien más nos acompaña, sin darnos cuenta.




Por Chaimar Mojica
@chainathy
:: Venezuela ::

Estamos hechos de partículas. Creamos nuestra realidad a partir de la energía, que a través de estas, emitimos. Sin percatarnos, estamos creando constantemente nuestros acontecimientos presentes y en consecuencia futuros, dependiendo de a qué pensamientos le damos fuerza. Pero por qué el ser humano pasa por alto esto, a pesar de sentirse acompañado diariamente por un ser imperceptible. Así lo afirmó Jean Pierre Garnier Malet, físico en mecánica de fluidos, autor de la Teoría del Desdoblamiento del Espacio y Tiempo, quien indicó que está científicamente comprobado, que el tiempo y los seres humanos están desdoblados, y que sus pensamientos se materializan; es decir, hay alguien más que actúa más rápido que la velocidad de la luz. Y también los segundos están divididos en instantes o miles de segundos veloces. Por ejemplo la bombilla que está encendida, pero ante la cual el ojo humano pasa por alto la intermitencia constante.

Las partículas cuánticas que conforman al ser humano, se convierten en energía y estas en realidad, siendo el yo superior, quien elige de acuerdo a esa fuerza energética, el acontecimiento que mejor satisfaga al ser humano. Cada quien es el creador de lo que percibe y capta, estando preparado sólo para ver lo que está frente a sus ojos. Pero es necesario en este sentido que se rompan paradigmas para que este no se quede atrapado, y evolucione.

Lo natural para la mente del ser humano es recordar todos los acontecimientos en pasado, presente y futuro. Pero en realidad, la teoría del desdoblamiento, hace que todo esté unido y transcurra rápidamente. Un ejemplo de la rapidez con la que suceden las cosas y la influencia en el ser humano, para actuar inconscientemente frente a estas, es la proyección de 24 fotogramas en la pantalla del cine, generando persuasión en el individuo. O por ejemplo, que experimentemos sed o hambre ante una publicidad.

Es decir que todos tenemos un doble, pero que parte de nosotros mismos, no está en otro lugar sino que proviene de nosotros. Pero ¿en qué lapso es mejor aprovechar su existencia?, estando este en un plano superior para lograr metas y anhelos. En la noche, previo a dormir, siendo los responsables de lo que soñamos.

Conectarse previamente con esa carga energética emitida a lo largo del día a través de pensamientos positivos, hace que el sub-consiente vaya construyendo a lo largo del sueño, la realidad futura. En la noche se produce el intercambio de información, específicamente en 110 minutos de sueño, donde el cerebro trabaja más rápido que en la vigilia.

En este sentido, mantente atento a las señales de tu cuerpo, para comunicar efectivamente el deseo que palparás, producto de tus pensamientos, creencias y emociones.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram