Un párroco y una FM comunitaria se unieron para crear una escuela de comunicación para jóvenes de bajos recursos

El padre Carrara afirmó que el principal objetivo de esta institución educativa es la prevención y la creación de una motivación concreta para los chicos, a través del periodismo y la comunicación, para estudiar y fomentar el amor por el aprendizaje en el corto y mediano plazo.

El párroco de Santa María Madre del Pueblo, Gustavo Carrara, en conjunto con la radio del barrio soñaron con fomentar la vocación periodística en los jóvenes no sólo con el fin de incentivar una profesión sino también con la idea de inculcar valores como el respeto por la palabra, la cultura del trabajo, la educación y la tolerancia.

El proyecto se convirtió en una realidad, y el pasado 5 de marzo la escuela “Madre del Pueblo” comenzó sus actividades educativas y en el día de ayer tuvieron su primera “exclusiva”. El Papa Francisco en el aniversario de su pontificado y desde la casa Santa Marta le otorgó una entrevista a la FM Comunitaria Bajo Flores, medio que Jorge Bergoglio conoce en profundidad, habiendo visitado y estimulado su crecimiento durante su rol como Cardenal en la ciudad de Buenos Aires.

Gustavo Carrara es popularmente conocido en la Argentina como el “cura villero”, nombre que identifica a los sacerdotes que día a día realizan una enorme tarea preventiva y de asistencia a niños y jóvenes con diferentes problemáticas asociadas a la pobreza y la exclusión.

La verdadera motivación para estar al frente de esta nueva escuela para la Villa 1-11-14, es brindar un escenario concreto para pelearle a las adicciones entre los más jóvenes.

El padre Carrara afirmó que el principal objetivo de esta institución educativa es la prevención y la creación de una motivación concreta para los chicos, a través del periodismo y la comunicación, para estudiar y fomentar el amor por el aprendizaje en el corto y mediano plazo.

Con el fin de reforzar su misión de ayudar a los más chicos, el padre Carrara se encuentra en plena gestión para que la escuela además incluya nuevas materias como Salud, Prevención de Adicciones y Educación para el amor, el respeto y el cuidado por la vida.

Convencidos que en la vida los niños y jóvenes merecen una educación en valores, el padre Carrara junto a la FM Comunitaria Bajo Flores crearon una escuela en dónde se aprende a la pasión por la educación como el estandarte del desarrollo y el progreso.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano