Maestros mejorando el mundo, la misión de "Enseña por Colombia"

Aquellos niños sin voz encontraron quien los respalde, acompañe y promueva su ingreso al sistema educativo de la mano de tres jóvenes que juntos decidieron encontrar una solución a la falta de oportunidades educativas para todos.

En Colombia un millón de niños y adolescentes se encuentran por fuera del sistema educativo. Esta estadística, aportada por el Ministerio de Educación colombiano, se traduce en altos niveles de inequidad entre los chicos que tienen acceso y garantía de su derecho a estudiar y quienes no lo tienen.

Aquellos niños sin voz encontraron quien los respalde, acompañe y promueva su ingreso al sistema educativo de la mano de tres jóvenes que juntos decidieron encontrar una solución a la falta de oportunidades educativas para todos.

Así fue como Luis Enrique García de Brigard, Jorge Mahecha y Pablo Jaramillo se unieron para fundar Enseña por Colombia. Su ideal es tan noble como concreto: crear las condiciones y los escenarios para que un día todos los niños en Colombia tengan la oportunidad de recibir una educación de calidad.

Su principal convicción se sustenta en que la única forma de construir una sociedad en donde reine la igualdad es aquella en la cual sus niños hayan recibido educación.

Los tres creadores de la fundación comenzaron a pensar un modelo en el cual la enseñanza de excelencia sea la base de su proyecto y así conocieron Teach for All una red global de organizaciones que convocan a líderes de distintas carreras con la misión de enseñar durante 2 años en áreas vulnerables, y a trabajar en el transcurso de sus vidas dentro y también fuera del ámbito educativo, para combatir desde la raíz, las necesidades educativas.

Luis Enrique, Jorge y Pablo se pusieron en contacto con esta red internacional de educación y así fue como Enseña por Colombia, convocó a profesores de excelencia y por sobre todo, transformadores de la realidad.

Y los ejemplos son concretos. El reconocido economista colombiano Juan Felipe Martínez formó parte de Enseña por Colombia. Fue elegido por la organización en el año 2011 entre mil postulantes para formar parte del primer grupo de maestros del programa.

Sus alumnos lo recuerdan como el “profe” que les cambió la vida. Al finalizar el ciclo electivo, durante el acto de clausura del año, un niño de 11 años llamado Julián Hernández, fue quien tomó el micrófono y reconoció en su maestro el hombre que le enseño a ser “una mejor persona“.

Tres años después, Enseña por Colombia cuenta con un staff de 5.000 profesionales universitarios que han participado de manera voluntaria en las convocatorias, el 50% de ellos egresados de la Universidad de Antioquia, la Universidad Nacional y la Universidad de los Andes.

“El sentido de posibilidad en Enseña por Colombia significa creer que es posible lograr las transformaciones propuestas manejando un lenguaje positivo; significa perseverar ante los obstáculos y ver en cada reto una oportunidad”, es el objetivo de una organización que cree que la única forma de estimular el progreso social es a través de la educación inclusiva de excelencia.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano