Valientes probaron un “tobogán aéreo” que induce al vértigo

Se encuentra en Los Angeles, a más de 300 metros de altura.


Crédito: Lucy Nicholson / Reuters

Personas en busca de adrenalina, probaron una nueva rampa de vidrio, en las afueras de los edificios del centro de Los Ángeles, antes de su apertura oficial al público.

Un grupo de temerarios fue grabado montando éste tobogán aéreo, suspendido a más de 300 metros de altura.

Su nombre es "Skyslide" (“Rampa del cielo”) y conecta el piso 69 de la US Bank Tower, a la plataforma de observación de otra torre. La Skyspace se instaló en Mayo y se abrió al público el 25 de Junio pasado, con gran éxito entre la comunidad.

Su recorrido es corto, pero la altura da escalofríos. Skyslide tiene un poco más de 13 metros de largo, aproximadamente 1 metro de ancho, y está compuesta de un resistente vidrio de entre 3 y 10 centímetros de espesor.

La atracción es la nueva oferta de un plan de remodelación urbana de unos U$D 50 millones, donados a la ciudad por los dueños de una empresa basada en Singapur, OUE Limited, dueña de las torres en donde se encuentra la dicha rampa.

Aquellos suficientemente atrevidos, como para intentar la resbalada, arriban a la recién remodelada plataforma de observación, para apreciar una hermosa vista panorámica de la ciudad, que además permite apreciar el famoso Valle de San Fernando y la Isla de Santa Catalina.

Para los no tan arriesgados, existe un nuevo y lujoso bar en el piso 70 de la torre más alta de Los Ángeles, que se está convirtiendo en un nuevo complejo hotelero llamado “OUE Skyspace LA”. El precio de admisión y entrada a la rampa es de unos 33 dólares.

Initialize ads

¿Lo probarías?

Vía: Telegraph

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Vida Positiva