Somos seres vibrantes, así que si quieres un cambio, mueve tu energía

Comenzar de adentro hacia afuera para una efectiva transformación, es primordial para hacer cambios en las áreas de tu vida que deseas, pero recuerda que la determinación de mejorar es propia.




Por Chaimar Mojica
@chainathy
:: Venezuela ::

Aconsejar a las personas a que hagan tal o cual cosa, porque de acuerdo a tu visión les sentaría bien, es tiempo perdido, ten presente que no eres terapeuta, cada quien tiene un rol en su vida, pero desde el afecto y el respeto, si alguien te solicita un consejo, puedes devolverle la pelota a fin de mover en ellos pensamientos y emociones, generándoles una interrogante, que ellos mismos han de contestar, como qué es lo que más te gustaría, qué harías si tuvieras la oportunidad de cambiar la situación, así estarán conscientes de que depende exclusivamente de ellos, moverse al cambio. Además, puedes decirle que si lo desea y sólo cuando esté listo para ello, hay expertos que pueden sacar lo mejor en él. También hay quienes simplemente, quieren ser escuchados, así que una sonrisa, un abrazo y un “todo estará bien porque sé que tomaras la mejor decisión”, es una muestra de receptividad, sin pasar su espacio.

Lo mejor para conversar con la finalidad de encontrar respuestas es primero, conocernos a nosotros mismo, nuestras fortalezas, oportunidades, debilidades, y amenazas, nos ayudarán a reforzar con la opinión de expertos una visión acorde a quienes somos y que podemos lograr.

El Universo no es para nada rutinario, así que recuerda que el Universo comienza en tí, por eso debes moverte, hacia lo que deseas, pues no hay ley de la atracción sin acción.

Las técnicas que puedes seguir para comenzar en el transitar que te hará sentir bien son:

  • Define lo que deseas cambiar: Saber qué está mal en tu vida, o que te hace sentir incómodo y a causa de qué, te ayudará a delimitar el escenario a mejorar, enfocar tu energía para actuar en pro de ello, recuerda que si algo no te gusta, puedes cambiarlo si está en el marco de tus posibilidades, renuncia a lo utópico o que depende de los demás, para que no te desanimes. Hay que soñar con los pies en la tierra.
  • Visualiza a detalle: Colocarle un color, las palabras exactas e idear el escenario a detalle, en tu mente, será positivo para enviar energía a cada cosa y persona que pueden generar ese momento, tu intuición te ayudará a distinguir con quien puedes hacer buen equipo y de que circunstancias sacar el mejor provecho para crear.
  • Busca la oportunidad: Moverte, tal como la energía que te caracteriza, el Universo está en constante movimiento y mejora, conectando a las personas que tienen una buena vibración o comparten un enfoque similar. por ejemplo, cuando una mujer se entera que está embarazada, de inmediato se encontrará compartiendo con chicas en su mismo estado, hablando de las mismas cosas y acrecentando sus emociones ante la llegada de la cigüeña. Estudios refieren que el corazón vibra cinco metros a la redonda, ¿te imaginas el campo energético de quienes aman?

Si se trata de un empleo, arma tu hoja de vida, toca puertas, envía correos, crea una marca personal que muestre tus talentos.

Si el tema es pareja, comienza a relacionarte, las bodas y los grupos de amigos que traen nuevos amigos, por ejemplo, en excursiones, planes vacacionales, clases de yoga, una conferencia, sobre todo si estos ambientes son de tu agrado, serán propicios para el encuentro del amor, o por lo menos hacer contacto. Pero también puedes abrirte a cosas nuevas, experiencias especiales, recomendadas por tus seres queridos, o amigos más cercanos, como por ejemplo algún deporte o evento académico para nutrirte de nuevas temáticas.

  • Que cualquier fracaso te impulse: En el recorrido al éxito, palabra que defines tú mismo, de acuerdo a lograr aquello que has soñado y por lo que has trabajado, suelen experimentarse dificultades. Pero, es de humanos equivocarse, de hecho, socialmente es cada vez más aceptable y común el hecho de fracasar, así que eso no te deprima, por el contrario, te ayude a sacar lo mejor de ti y puedas analizar las estrategias desarrolladas, a fin de perfeccionarlas, para el próximo intento y llegar a la cúspide.
  • Eres tu primera empresa: El cuidado de tu cuerpo, salud mental, emociones e imagen es básico para caminar hacia el éxito, porque lo que hay dentro lo reflejas fuera, recuerda que tú eres tu primera empresa, así que aliméntate bien, saca tiempo para divertirte sanamente en lo que más te agrade, desde cocinar, hasta ver tu programa de televisión favorito, tienes derecho a un lapso de ocio para desconectarte de presiones, esto te hará experimentar felicidad y relajación. Igualmente puedes incluir en tu plan clases de yoga, ejercicios con pesas, o simples caminatas que te conecten con la naturaleza, cuando te expones al sol tu cerebro segrega serotonina (hormona del bienestar).

Vestirte de forma agradable, sobre todo imprimirle color a tu atuendo, cabello, y maquillaje si eres chica, te conectará con la abundancia de lo positivo. El Universo no es nada monótono ni aburrido, busca la alegría en expansión.

  • Red de contactos para crecer: Un ser exitoso tiene buenos contactos, expertos e instruidos en la materia, si bien tendrás un mentor predilecto, o ejemplo a seguir aun en la tv, rodearse de gente positiva que pueda aportar a tu desarrollo personal e integral, pero sobre todo conozca detallada o ampliamente los temas que te interesan, resultan una oportunidad de oro, son como una enciclopedia, de la que puedes aprender y tomar lo positivo, recuerda que la crítica constructiva para muchos no existe o resulta chocante, simplemente guárdala y analízala, ya luego decidirás si tomas o no ese consejo, no porque venga de una persona con la que no empatizas, la desecharás totalmente.

Recuerda que una sonrisa bajará la presión ante cualquier situación incómoda, al igual que incluir en tu expresión un calificativo positivo hacia ella para agradecerle, sin caer en discusión.

  • El cambio es constante: Es normal que las personas que desean hacer cosas nuevas se impulsen, y luego a mitad de camino por diversas circunstancias o porque han caído en la rutina bajan un poco el ánimo. Lo importante es fijarse y levantarse. Somos seres humanos, hay tiempo para reír, y también para llorar. El hecho de que tengas malos momentos no quiere decir que el día haya sido totalmente malo. Aprender, y crecer es más que una tarea, un placer constante, desde la perseverancia y disfrute. Porque para qué hacer algo que no te agrada, al contrario, tienes todo el derecho de hacer lo que te haga feliz, si eso no hace daño a nadie.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram