Japón: Prohibido desperdiciar la comida que tanto cuesta obtener

Un restaurante japonés multa a los comensales que no terminan su plato, por respeto a los pescadores.



El universo de la gastronomía está repleto de cosas y episodios extraños, originales, y por cierto insólitos, que nunca dejan de asombrarnos. Y en este caso ponemos el foco en uno que no deja de tener su lógica: el restaurante Hachikyo, en Sapporo (Japón) multa a los clientes que no se terminan por completo su plato de arroz con huevas de salmón. Por respeto a los pescadores.

La política de la casa queda claramente establecida en su menú: si un cliente no se come hasta el último bocado del bowl, tendrá que hacer una donación al restaurante.

Un blogger que visitó el lugar, describe: “De acuerdo con la explicación del menú, las condiciones de trabajo de los pescadores son duras, y tan peligrosas que no se sabe cuántas vidas se pierden en ese oficio. Para demostrar gratitud y valoración a los pescadores, está prohibido dejar siquiera un grano de arroz en el plato. Los clientes que no terminen su tsukkomeshi deben dejar un donativo”.

El plato cuesta 20 dólares, un precio baratísimo para los estándares estadounidenses, considerando la cantidad de huevas de salmón que se sirve en Hachikyo.

El video de Morigami muestra el ritual seguido por los camareros y los comensales. Es absolutamente incomprensible para los occidentales que no hablamos japonés. Y no sólo por el idioma… Sin embargo, permite observar la generosa ración que se sirve y las grandes cantidades de salmón que se emplean en la preparación de este plato.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Andrea Ausfet