«El conflicto emocional es el 70% de la causa del sobrepeso»

Así lo afirma Natalia Barrera, especialista en conflictos emocionales. A través del auto-conocimiento, promueve el bienestar físico, mental y espiritual para lograr una vida saludable y consciente.




Por Martín Leonetti
:: Argentina ::

Natalia Barrera es terapéuta holística, especializada en conflictos emocionales. Afirma que el sobrepeso y la mayoría de las enfermedades asociadas a trastornos metabólicos, son producto de conflictos emocionales inconscientes, que asegura poder desprogramar mediante la escucha activa y la identificación con el paciente, similar al Enfoque Centrado en la Persona. Según ella, la parte emocional está ligada a los síntomas físicos. En ese aspecto, además del desbloqueo emocional, afirma que el entrenamiento físico de fuerza, es el único capaz de quemar grasas.

Aquí la entrevista:

¿Cómo se hace para desprogramar los malos hábitos nutricionales en este mundo tan estresante?

"Desprogramar los kilos que te sobran" es el método que utilizamos junto a mi socia, Fernanda Amorosi. Yo me encargo de lo que es el conflicto emocional que está detrás del sobrepeso, que es el 70% del problema.

¿Qué ocurre detrás del sobrepeso?

La persona con sobrepeso tiene diferentes conflictos emocionales. El primordial es el de abandono. Ese conflicto es el que la lleva justamente a no tener fuerza de voluntad para concretar una alimentación saludable, entrenar su cuerpo y hacer los cambios de hábitos necesarios para lograr el objetivo. Pero detrás de ese conflicto, hay conflictos base, que tienen que ver con su vida. Con lo que le pasó con su madre, con sus padres, con su relación de pareja, con su relación con el dinero. Por eso muchas veces, detrás de los conflictos, cuando los tratamos dentro del coaching, las personas terminan resolviendo los conflictos con la pareja o con los hijos, cuando vienen a tratar el tema del sobrepeso. ¿Por qué? Porque le genera muchísimo stress el conflicto y es eso lo que los lleva a engordar.

¿Y eso puede desencadenar otras patologías o enfermedades, como la diabetes por ejemplo? El tema es que el plan de dieta en ese caso a veces genera un stress adicional.

Exactamente. Lo primero que tenemos que entender es que si yo, por ejemplo te doy una barrita de cereal light y después te hago un test de glucemia, sos diabético por 10 minutos. ¿Por qué? Porque detrás hay grandes trampas a nivel nutricional. Los alimentos light, que justamente te da el médico -porque no podés comer más harina o azúcar, porque elevan la glucemia- tienen jarabe de maíz de alta fructosa, que es peor que el azúcar. Y eso desencadena que la mayoría de las personas terminen siendo diabéticas. Porque todo o casi todo tiene este jarabe de maíz de alta fructosa. Se comprobó a través de estudios, que para las personas diabéticas, al igual que cualquier otra persona, el entrenamiento de fuerza es lo que mejora el tema del azúcar en sangre. El entrenamiento de subir pesos mejora el metabolismo y quema más grasas. Pero el médico te manda salir a caminar. Aparte que no sabés qué es lo que te lo desencadena. Primero hay un conflicto emocional detrás. Yo sé que una persona diabética vivió una situación de stress con un conflicto de "asco y resistencia".

¿Cómo es eso?

"Asco más resistencia". Por ejemplo: una mujer que está casada con un hombre, pero ya no está enamorada, le da "asco" este hombre. Pero sin embargo resiste por los hijos. Ya es grande, no puede salir a buscar trabajo... Entonces vive toda esta situación de asco y resistencia. Es un estado de combate permanente pero no voy a combatir nunca. Por eso se eleva el azúcar. El cerebro no se equivoca. Te eleva el azúcar en sangre porque vos estás en un stress a punto de combatir. Es decir, mandar todo al diablo, pero no lo hacés.

Entonces yo te pregunto: ¿Qué situación vos viviste o estás viviendo, donde estás en combate, pero no combatís?. Resistís, te da asco, algo que a vos te da asco. Por ejemplo en el trabajo, en una pareja, con un hijo. Es algo que a vos te repugna en el sentido que no querés esa situación. Te repugna a vos, no a mí. Quizá para vos "asco" es traicionar y para mí no.

Un combate interno donde no podemos conciliar posiciones y nos provoca stress, porque uno no puede controlar cómo salir de esa situación.

En realidad pueden ser dos cosas. Una situación que viviste de distress, que es un shock i-nes-pe-ra-do. No te la venís venir y no te pudiste defender, fue como un cachetazo. La segunda es "gota a gota". Me vengo enojando por esto, vengo resistiendo por esto, pero nunca termino de resolver este asunto. Eso hace que se eleve el azúcar en sangre a nivel emocional.

Somos lo que pensamos...

¡Todo el tiempo! Bruce Lipton, que es un biólogo celular estadounidense que da cátedra en las mejores universidades del mundo, descubrió que lo que más nos enferma son los pensamientos y el medio ambiente donde estamos. Si una persona está en un ambiente de stress, la persona se enferma por ese stress, no por lo que quizás está comiendo. Por eso es tan importante el tema emocional. Y aparte el tema nutricional, porque es la química que le vas a dar a tu cuerpo para que funcione.

¿Y cómo es eso de que el entrenamiento de fuerza es mejor que salir a caminar? Si todos los médicos te mandan a caminar una hora por día.

No. No es mejor, es el único entrenamiento que te hace bajar de peso. Salir a caminar es súper beneficioso desde el punto de vista aeróbico y cardiovascular, es indudable y está perfecto que lo hagas, y los médicos la recomiendan porque no tiene ningún peligro, pero para adelgazar quemando grasa y mejorar temas metabólicos lo mejor es el entrenamiento de fuerza.

¿Entonces hay que ir al gimnasio a "hacer fierros"?

A partir de los 30 años, empezamos a perder masa muscular de manera natural. Todos, hasta Arnold Schwarzenegger. Lo que ocurre es que la masa muscular no es solamente músculo. Eso es lo que te regula el metabolismo, el azúcar en sangre, lo que cuida tus huesos, pero por sobre todo es lo que más te ayuda a quemar calorías en reposo. Cuando empezás a perder masa muscular, más te cuesta adelgazar.

¿Por qué?

Porque el cuerpo pierde la masa muscular y la reemplaza por grasa. Entonces vas a notar que te volvés "fofo". El problema es que la masa muscular no se recupera más. Lo que perdiste no lo recuperás, ya lo perdiste. Se puede trabajar sobre lo que ya tenés.

¿Lo que perdiste ya no lo recuperás? ¿No se puede crear nueva masa muscular?

Ya está, no lo recuperás nunca más. Trabajás sobre la que tenés. A las personas de la tercera edad se las manda a caminar. Fernanda, mi socia, trabaja con gente de todas las edades, con sobrepesos complicados y también con gente de la tercera edad. Ella trabaja la parte nutricional y el entrenamiento de fuerza. Y vas a ver a una mujer de 80 años levantando pesos quizá mucho más que vos. Porque está entrenando. Y esa persona tiene unos huesos tan fuertes que no le va a dar ni artritis ni artrosis y va a llegar a los 90 años sin que le duela la espalda ni que los hijos tengan que cambiarle los pañales.

Pero en general los médicos te mandan a un entrenamiento aeróbico, no de fuerza, porque podés lesionarte.

Claro, pero también está esto de quien no te cuida el cuerpo. Porque si tenés un problema de sobrepeso y tenés que cuidar las lumbares. Por ejemplo, se descubrió que los abdominales, los que hacemos todos, producen en un 90% las hernias de disco. Es decir, si ya sabemos que este tipo de abdominales generan hernias de disco, no las hagamos más. En vez de eso se hacen "planchas". Estar estirados con el peso del cuerpo. Para eso tenés que entrenar la mente, porque tenés que tener conciencia neuromuscular, que te la tiene que enseñar tu entrenador. Y a medida que hacés planchas, vas notando que en menos de un mes vas a empezar tus abdominales más que si estuvieras haciendo cien abdominales por día. Porque la plancha es el único ejercicio que no te va a hacer ningún daño y que va a trabajar toda tu parte muscular y lumbar sin contraindicaciones. Lo puede hacer una persona que tiene 100 kg de más o una que no tiene sobrepeso.

¿Cuál sería la disciplina ideal para equilibrar cuerpo y mente?

Nosotros tenemos lo que se llama un fitness adaptado. Adaptado a cada persona. Una persona que nunca se movió no es lo mismo que alguien que ya viene entrenado. Entonces a través de la nutrición y los ejercicios de fuerza, entrenamos a las personas.

El problema en lo que es nutrición es que, por ejemplo, todavía se le sigue dando a la gente la tostadita con el queso light y la leche, cuando todos saben ya que la leche genera osteoporosis. Lo que menos te va a aportar son nutrientes. No es la leche que tomaban nuestros abuelos en otras épocas. Al contrario de eso, lo que más nutrientes tiene hoy, después de la leche materna, es el huevo.

¿El huevo con la yema o sólo la clara?

Todo. Porque también hay otro mito, que el huevo tiene colesterol y no es verdad. Nos van sacando todos los nutrientes y después nos enfermamos, porque nuestro cuerpo hace lo que puede, en base a lo que le damos. Le estamos dando cosas que no tienen nutrientes, es pura química. Inclusive, la depresión, las ansiedades y todos estos trastornos de la "nueva era" vienen, primero por estar tan estresados y no poder gestionar las emociones; y segundo por una mala nutrición.

Polémico e interesante lo que me estás diciendo. En resúmen, cuando decís "desprogramación", hablamos de "reprogramación" mental, ¿no?

El programa se llama "Desprogramando los kilos que te sobran". Es un proceso de tres meses, porque es lo que tarda el cerebro en generar un nuevo hábito. Y lo que tiene este proceso son las tres partes, los tres conflictos fundamentales que están detrás de cualquier problema de salud y del sobrepeso; la raíz emocional. Que es la que lleva a la persona a comer, a tener atracones, a desvalorizarse y a seguir en una conducta autodestructiva. Cómo decodificarlo, encontrar esos conflictos y sanarlos.

Después viene la parte nutricional. Aprender hábitos nuevos ¿Por qué? Porque al cerebro, cada vez que le decís la palabra "dieta" o le decís: "voy a empezar la dieta", entra en estrés. Porque para la mente, la palabra "dieta" significa "pasar hambre". Entonces automáticamente el cerebro empieza a segregar ciertas hormonas de cortisol. ¿Para qué? Para que almacene más grasa, porque cree que no vas a volver a comer. Eso produce atracones.

La persona tiene que cambiar ciertos hábitos, que se van cambiando de a poco. Vamos cambiando la sal común por la sal del Himalaya, que es la mejor. Hay que cocinar con aceite de coco, porque es el único que no se oxida al calor y otras pautas más que enseñamos en el programa.

Después viene el entrenamiento físico, exclusivo para el exceso de peso. Es entrenamiento de fuerza, que es el único que hace que desciendas de peso. ¿Por qué? Porque cuando la persona empieza a hacer masa muscular, quema más calorías en reposo.

¿Y este entrenamiento de descenso de peso evita que lo vuelvas a recuperar, es permanente?

Obvio. En tres meses vos no vas a bajar de peso 20 kilos. Porque justamente estamos diciendo que es saludable. Una persona, cuando baja 10 kilos en un mes... eso no es sano. ¿Por qué? Porque se lleva puesto el 30% de su masa muscular. La cual nunca va a recuperar en su vida.

Por ejemplo, vas a un dietólogo y en dos meses bajás 20 kilos. ¿Pero qué pasa, que te bajaste? No fueron 20 kilos de grasa. Te bajaste el 30% de tu masa muscular, la cual no vas a recuperar y es la que va a ayudarte a quemar más calorías en reposo. Por ende, al tiempo la gente vuelve a aumentar de peso y a veces hasta el doble. Porque no tiene la masa muscular para seguir quemando calorías.

¿Definitivamente la masa muscular es la que te ayuda a quemar calorías en reposo?

No sólo eso, sino es la que regula, por ejemplo, tu diabetes, regula tu tiroides. Si la gente no genera masa muscular, puede tener un problema de tiroides. Va todo de la mano.

Pasa que en muy común consumir alimentos que a nivel nutricional no aportan nada. Y cuando voy al médico, me dice que camine, que es lo único que me va a ayudar cardiovascularmente. ¿Por qué el médico te manda a caminar? Yo tengo alumnas que son médicas y ellas me dicen: "nosotras tenemos que dar el consejo que menos riesgo tenga". Los mandan a caminar porque no tiene riesgo, porque ellos no le pueden decir: "andá a entrenar". Porque ellos no son entrenadores, con médicos. Entonces siempre te van a mandar a caminar o a hacer bicicleta. No pueden mandarte a hacer otra cosa.

¿Y dónde se puede realizar este programa integral?

Nosotros estamos en Bahía Blanca. En diciembre vamos a ir a Europa, España: Madrid, Barcelona. Francia y también Italia. Cuando volvamos vamos a empezar a atender en Buenos Aires y otras ciudades de Argentina.

¿Por ahora sólo en Bahía Blanca?

Ahora sí, pero ya terminamos el proceso. La gente puede contactarse para anotarse para el próximo año. Igualmente, en nuestro Facebook siempre hay videos para que la gente empiece a tomar conciencia y hacer pequeños cambios. Aunque no esté haciendo el proceso, nosotras siempre damos consejos, damos tips, para que la persona empiece ya haciendo un cambio. A la gente de Buenos Aires le recomendamos que consulte con el Lic. Diego Cáceres. Aunque él no trabaja la parte emocional, sabemos que es excelente en lo nutricional y entrenamiento físico.

¿Y a quién se le ocurrió el programa de "desprogramar"?

En realidad, yo trabajo desprogramando enfermedades y con los conflictos en la cabeza de la gente. Y por qué generan una enfermedad, un síntoma o una situación de stress.

Siempre mostramos las fotos con los resultados, porque nosotras sufrimos sobrepeso. Las dos tuvimos sobrepeso. En el Facebook están nuestras fotos. Aunque nunca tuvimos un sobrepeso complicado. Fernanda sí, a los 15 años pesaba 90 kilos. Engordó en 3 oportunidades a causa de una gran depresión. No sólo eso, sino que Fernanda vivía en España, siempre entrenó y siempre fue entrenadora de Educación Física. Ella hacía lo que estaba de moda en ese momento, X55, Body Pump, Zumba. Eso y hacer abdominales fue lo que le produjo una hernia de disco. Terminó internada y casi inválida. Por tres meses no pudo moverse de la cama, lo que la llevó a investigar por qué se le había generado eso, si llevaba una vida totalmente sana.

El médico que estaba de turno le dijo que si volvía a moverse, iba a generar otra hernia, que se le iba a complicar más. No podría dar nunca más clases. Ella sabía, por lo que había estudiado, que si se dejaba de mover se agravaba el tema. Entonces era esto: ¿A quién le hago caso, al médico o a lo que yo sé?. Entonces empezó a entrenar y a trabajar sus abdominales. ¿Por qué? porque una persona que tiene las lumbares complicadas, y más si tiene hernia de disco, tiene que tener un abdominal de fierro. Porque es lo que va a sostener su columna. Ello lo empezó a entrenar y el dolor empezó a desaparecer. Y empezó a hacer actividad física normalmente, como si nada.

La gente nos sigue por el camino de vida que hicimos, los cambios que hicimos a nivel físico, los resultados que logramos y como nos cambió totalmente la vida cuando empezamos a hacer lo que teníamos que hacer.

¿Una especie de Couseling?

No, yo estudie bioneuroemoción con Enric Corbera al principio y después me fui formando en otras cosas. Básicamente, yo tenía un conflicto de no ganar dinero y no sabía por qué no ganaba dinero. No había manera, haga lo que haga, yo no ganaba plata. Y digo: "no puede ser que no gane plata. Hago una cosa y me va mal, hago la otra me va mal". Y vos decís: "no puede ser tanta mala suerte". Hasta que descubrí mi programación inconsciente.

Básicamente, estaba hipnotizada hasta tal punto, que la gente no me cree.

Yo era profesora de danzas árabes. Era mi pasión. Toda la vida quise tener mi escuela, dar clases y todo lo que quiere cualquier artista. Toda la vida laburando de eso, toda la vida sin ganar dinero. Entonces descubrí el conflicto primordial, que estaba dentro de mi árbol genealógico. No había manera de que yo ganara dinero. Y lo peor de todo que todo el mundo me decía: "como bailas vos nadie baila". Pero nadie me veía, era ilógico.

Entonces dije: "No puede ser, acá hay algo más". Porque haga lo que haga me iba mal. Hasta que un día dije: "esto que yo siento no es mío". Hice un árbol genealógico y me di cuenta, por un trabajo de campos mórficos con el inconsciente, que yo resonaba con la información de unos tataraabuelos maternos. Yo sentía que venía de ahí, pero no sabía por qué. Pero algo dentro mío me decía que algo venía de ahí, que tenía un tema con ellos.

¿Un conflicto que venía del más allá?

Exactamente. Voy a la casa de mi tía, que es la única que está viva. Le digo: "¿qué sabés de los tataraabuelos maternos? Me dice: "lo mismo que sabes vos". Le digo: "Sí, que eran de Damasco, que eran árabes". Yo bailaba porque mi cultura era árabe. Y me dice: "No! no eran de Damasco, eran de un pueblo muy pobre. Y mi abuela y la tía les mintieron a toda la familia, porque les daba vergüenza la pobreza".

Los secretos pasan de generación en generación y a ese secreto lo estaba representando yo. La cultura, a través de mi profesión, la danza árabe y la pobreza. No había manera de que yo me deshiciera de la pobreza. Porque la estaba incluyendo en mi ADN.

¿Un "mandato condicionante" genético?

Exactamente. En ese momento que yo me entero de eso, fue instantáneo; me dejó de gustar la danza. Yo no podía escuchar ni la música, porque me largaba a llorar y me enojaba. Había salido de una hipnosis. Porque es una hipnosis totalmente inconsciente.

¿Y cómo trabajan ustedes esa hipnosis? ¿Cómo haces para despertar?

En desprogramación a nivel neurológico se trabaja con diferentes herramientas. Dentro de ellas, tenés la hipnosis, la epigenética, que es el estudio de las células y su relación con el ambiente.

Si, el entorno.

Exactamente. También dentro del campo de las Neurociencias. Y hoy, gracias a Dios tenemos internet y nos podemos enterar de todo. El tema es que el conocimiento no se está aplicando a la vida diaria de las personas. Mi trabajo es, transformar ese conocimiento nuevo en una herramienta, una técnica que se pueda plasmar literalmente y hacer cambiar mi neurología.

¿Algo que ver con la Psiconeuroinmunología?

Son diferentes nombres para lo mismo, porque trabajan a nivel inconsciente. La única diferencia quizás sea la metodología que se utiliza. El trabajo que yo hago básicamente es escuchar a la persona, algo que nadie hace. ¿Por qué? Nosotros sabemos a nivel neurológico que nos programamos a través del lenguaje y del pensamiento. No somos "de diccionario". Dentro de lo que es biodescodificación, se trabaja mucho con el diccionario. Es decir; pulmón: miedo, libertad o espacio. Y nos encerramos en las tres palabras y la persona no escucha al paciente. Y quiere meter ese conocimiento a lo que está escuchando y le dice: "seguro que se quiere ir del trabajo, porque lo odia" y quizás nada que ver. Pero no lo está escuchando. ¿Se entiende?

Está deduciendo sin tener información real.

Exactamente. La persona nunca termina entendiendo la historia. Por ahí tiene que ver con lo que vos estás diciendo, pero a la persona no le resuena como vos se lo hacés llegar. Yo te puedo decir una cosa con unas palabras y no te llega. El trabajo es hacer resentir al otro, porque sólo con una emoción se descodifica. Si la persona no se emociona cuando se da cuenta, sabemos que nunca llegó. La información por si sola no sirve de nada.

La emoción asociada a la experiencia que graba los recuerdos.

Exactamente. Y por ende, para sacar esos recuerdos, también me tengo que emocionar.

Por eso a veces hay disparadores, como decías: "escuchaba la música y me ponía a llorar".

Lo mismo ocurre con el pánico. La gente por ahí no entiende cuando me escriben y me dicen: "Tengo pánico hace tres años". Le digo: "bueno, venite a una sesión y si descubrimos dónde está, se te va en 10 minutos". No lo creen. Pero sí, porque es una alarma que está prendida en tu cerebro. Mi trabajo es encontrar, desde la escucha y la investigación, qué es lo que la desencadena.

El otro día, una chica me dice: "hace dos años que tengo pánico". Le digo: "¿Cuando te agarró el primer pánico, te acordás?. Si", me dice, "cómo me lo voy a olvidar. Me acababa de mudar con mi novio, pero no es la primera vez que me mudo. Estoy haciendo un tiramisú y empiezo a transpirar las manos, me empiezo a ahogar y empiezo a sentir que me voy a morir".

Por ende mi pregunta es: "¿Cuándo fue la última vez que hiciste tiramisú y que te pasó algo de mucho estrés?". Se ríe y me dice: "Hace tres años atrás yo estaba trabajando...". Ella es chef -yo no lo sabía- y estaba trabajando para una fiesta muy importante, y estaba Manu Ginobili. Alguien de la mesa pide un tiramisú y se le desfondó. Para esto, los dueños, imagínate como se pusieron. El único tiramisú que había y se desfondó, no servía para nada. Agarraron una lata de rúcula y se la tiraron por la cabeza. No le pegaron ni nada, pero ella literalmente sintió que la iban a matar. ¿Se entiende?

Quedó grabada esa emoción en su inconsciente.

Exactamente. Ese estrés quedo instalado. Entonces el cerebro le avisa: "guarda que cuando hicimos tiramisú la pasamos mal". El trabajo del inconsciente es avisarte que esto es peligroso.

Resumiendo, vos decís que para todo hay una explicación emocional inconsciente, o para la mayoría de los síntomas o enfermedades.

Exactamente. Hay una explicación. Una vez que la encontrás, el síntoma se va. El conflicto diagnóstico es el peor de sacar. La palabra del médico es tan fuerte, que cuando dan un diagnóstico tremendo, la persona se empieza a enfermar. Y más si te dicen que es crónico. Cuando salen nuevas investigaciones, las empiezo a implementar de manera práctica para la gente. En mis videos yo puteo, soy guarra, porque la gente lo vive así. Y si no logro llegar a la emoción, no sirve de nada que me ponga a hablar.

Se tiene que identificar.

Exactamente. Si no nos ponemos a la altura de la persona, la persona nunca resuena. Es entender y ayudar. Porque sino no te sirve de nada el conocimiento.

¿Si una persona está en otro país como se puede comunicar con vos?

Puede solicitar una sesión vía skype.

Para contactarse con Natalia Barrera:

En Facebook
Mail: escuelanefer@gmail.com
O por teléfono: +54 0291 15 419 7428

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram