El ABC de un buen Plan de Negocios Internacional

Una de las labores más importantes de un buen emprendedor, es trasladar sus ideas de emprendimiento, desde su cabeza a planes concretos, que poder compartir con los demás.



La planificación es esencial en cualquier actividad empresarial y la exportación exige un buen plan de negocios internacional.

La importancia del plan de negocios internacional es enorme porque tiene la doble misión de organizar las ideas previas que se tuviesen y ser el vehículo transmisor para que los terceros puedan convencerse de la conveniencia del proyecto.

A) Debe presentar en forma concisa y clara el panorama general del plan.

B) Ofrece una visión panorámica de los antecedentes y del concepto central del proyecto propuesto.

C) Esta es una referencia fundamental del proyecto y debe estar cuidadosamente redactada.

Su lectura debe ofrecer un claro entendimiento del proyecto, según sus alcances y sus supuestos. En caso de hacer referencia a cifras, éstas deben provenir de fuentes de información accesibles.

Mi propio negocio, una fundación sin fines de lucro que apoya a emprendedores en Estados Unidos, preparó una lista con los seis puntos en que no puedes equivocarte a la hora de escribir un plan de negocios.

  1. Un concepto sólido del negocio. El error más frecuente que cometen los empresarios es no elegir el negocio correcto desde un principio. La mejor forma de aprender es trabajar para otra persona en ese negocio antes de comenzar uno propio. Puede existir una gran diferencia entre tu concepto de un buen negocio y la realidad.
  2. Comprende tu mercado. Una buena manera de comprobar que conoces el mercado es comercializar a modo de prueba tu producto o servicio antes de comenzar. ¿Piensas que tienes la receta para esa salsa de chile que cautivará al mundo entero? Entonces, elabora algunos frascos en forma artesanal e intenta venderlos primero.
  3. Industria sólida, creciente y estable. Recuerda que algunos de los grandes inventos de todos los tiempos, como los aviones y los automóviles, no dieron frutos económicos a muchos que intentaron explotar estos grandes avances. Por ejemplo, las ganancias acumuladas de las aerolíneas desde que Wilbur Wright voló ese primer avión son menos que cero (las pérdidas de las aerolíneas han sido mayores que sus utilidades). El éxito proviene de aquellos que encuentran negocios con una gran economía y no necesariamente con grandes inventos o avances para la humanidad.
  4. Administración capaz. Busca gente que te agrade y a la cual admires; que tenga valores éticos, aptitudes suplementarias y que sea más inteligente que tú. Planifica contratar gente que posea aptitudes que tú no tengas. Define cuál es tu habilidad única y busca a otros que conviertan tus debilidades en fortalezas.
  5. Control financiero adecuado. La mayoría de los emprendedores no tiene conocimientos previos de contabilidad y debe regresar a la escuela para adquirir este tipo de conocimientos. ¿Apostarías tus ahorros en un juego donde no sabes cómo ganar puntos? Las personas cometen constantemente este error en los negocios.
  6. Enfoque comercial consecuente. Si piensas en productos o servicios específicos, descubrirás que los especialistas superan a aquellos que no son especialistas. Concéntrate en algo que puedas hacer tan bien que no estarás sujeto a competir con alguien con un precio menor.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram