Constelaciones familiares y psicogenealogía: terapias para sanar

Natalia Barrera, fundadora de Escuela Nefer y creadora del método Alquimia Femenina nos cuenta acerca de las distintas técnicas para resolver conflictos familiares.



Constelaciones familiares es una terapia sistémica familiar creada por Bert Hellinger, cuyo objetivo es descubrir qué implicancia familiar bloquea al consultante en su vida, ya que muchos conflictos pueden tener su origen en el sistema familiar. Si bien Natalia Barrera se dedica a la psicogenealogia o transgeneracional que es el estudio del árbol genealógico, ambas disciplinas proponen ayudar al consultante a descubrir el origen de su conflicto o síntoma. Pueden ser conflictos familiares, de pareja, negocios, trabajo, dinero, soledad, síntomas físicos o emocionales, entre otros. Por ejemplo, cuando se produce un aborto y luego la madre tiene un hijo, generalmente se excluye al aborto porque no nació. Este tipo de implicancias pueden producir en el hijo que nace luego del aborto, ciertas limitaciones. Ya que ocupa un lugar que no es el suyo, él sería el 2do, el que vino después. Uno de los síntomas más frecuentes es la sensación de "ser invisible" para la familia, sentir falta de reconocimiento, miedo al éxito y sentir que los proyectos se cortan, es decir, “se abortan”. Expresiones como: "no logro concluir nada, siento que quiero dos cosas al mismo tiempo, me gustan dos carreras diferentes y no sé cuál elegir". En conclusión, la sensación es NO TENGO LUGAR en esta familia, en este mundo.

Dentro de las constelaciones hay dos modalidades, la individual y la grupal. En la constelación grupal, la persona elige a diferentes participantes para representar a su familia. Lo que ocurre es increíble. Las personas comienzan a sentir emociones y sensaciones que vienen de la persona a la cual están representando. Esto sucede porque se trabaja con el campo mórfico, donde está toda la información, pues todos estamos unidos y la física cuántica lo explica muy bien. La información es holográfica, "la parte contiene al todo y el todo está en cada parte".

Tanto la psicogenealogia o transgeneracional, como las constelaciones familiares, se utilizan para resolver un tema puntual. Generalmente en una sesión, se puede encontrar la causa sistémica que bloquea al consultante. Sin embargo cada caso es único y muchas veces se necesita abordar la problemática con otras herramientas ya que muchas veces sólo con “conocer la causa” no se soluciona. Por su parte, la metodología que se aplica es más integrativa y permite utilizar otras herramientas que tienen que ver con hipnosis, programación neurolingüística, entre otras. Esto le permite hacer cortes de programas inconscientes, para que la persona no siga repitiendo la historia familiar.

En el caso del árbol genealógico, su estudio se hace de manera individual y en las constelaciones familiares se pueden realizar de manera individual, aunque si pueden participar como observadores en las consultas grupales. Cualquier persona puede consultar y realizar el estudio del árbol genealógico, sin importar la metodología que utilice, todas apuntan a lo mismo: ayudar a la persona a encontrar la respuesta de su conflicto. Cuando la persona descubre la raíz de su problema, se produce la solución del conflicto. Cuando esto no sucede, hay que seguir buscando. En algunos casos, el conflicto es multifactorial, tiene muchos factores, no solo las programaciones familiares inconscientes. Es por esta razón que Natalia utiliza el transgeneracional como una herramienta más dentro de la sesión, ya que a veces los conflictos son propios de situaciones que el consultante vivió y no pudo solucionar en el pasado.

Vida Positiva