Actualidad

El sistema de salud en los Estados Unidos

El sistema de salud en los Estados Unidos está caracterizado por sus contradicciones y su complejidad
21/07/2009
Link:http://www.aaleader.tcu.edu/TCU%202002.pdf

por Raquel Torres Carvajal

Texas Christian University

Fort Worth, TX, USA

Octubre 5 – 12, 2002

El sistema de salud en los Estados Unidos

Introducción

El sistema de salud en los Estados Unidos está caracterizado por sus contradicciones y su complejidad. Por un lado, Estados Unidos posee una gran cantidad de la más alta tecnología, incluyendo muchas de las mejores facultades de medicina, clínicas, hospitales y centros investigativos del mundo. Sin embargo, muchos de los recursos de salud estadounidenses jamás están a la disposición de gran parte de la población. La gran contradicción norteamericana consiste en tener uno de los más grandes, costosos y complicados sistemas de salud del mundo, a la vez de que más de 42 millones de estadounidenses no tienen acceso a los mínimos recursos de salud.

El debate sobre el sistema de salud aumenta cada año, mientras los problemas del sistema afectan a cada vez más ciudadanos. Los tres problemas más grandes del sistema de salud son:

• la administración del sistema de seguridad social,

• la influencia política sobre las propuestas de reforma

• y la contradicción entre el costo del sistema de salud y los servicios que ofrece.

Quizá el mayor problema del sistema de salud en los Estados Unidos consiste en que el acceso a un sistema universal de salud no se considera una cuestión de derechos humanos.

En EE.UU. el sistema de salud es visto como un negocio más, sujeto a las leyes del mercado libre y la manipulación política. Este informe analiza tres aspectos problemáticos del sistema de salud en los Estados Unidos, enfatizando una comparación con las demás naciones del Programa de Liderazgo de American Airlines. El objetivo principal de este informe es presentar la problemática del sistema de salud en Estados Unidos, con el fin de intercambiar ideas sobre cómo mejorar los sistemas de salud en los países participantes en el congreso. Los tres temas de enfoque en el sistema de EEUU son:

• la salud como un derecho humano,

• los problemas del sistema de salud en los Estados Unidos,

• y el sistema de salud Norteamericano comparado con los demás sistemas a nivel mundial.

1. La salud como derecho humano

En los Estados Unidos el sistema de salud está dividido entre el sistema privado y el público. Sin embargo, ambos sistemas de salud, tanto el publico como el privado, son manejados prevalentemente con base en los principios de la libre empresa característicos del sistema norteamericano. En teoría, este sistema de libre empresa debería proveer eficiencia, precios accesibles a los servicios de salud y un ambiente de competitividad que permitiría un exitoso sistema de salud privado basado en el sistema de Prepagos o Salud Pre-pagada (Managed Health Care).

Sin embargo, en realidad, el pueblo norteamericano se da cuenta cada día más que el sistema de salud prepagada no está proveyendo a la ciudadanía acceso a un sistema de salud de calidad. Primero que todo, la salud tiene un factor determinante que lo diferencia de otros sistemas como el de educación, defensa, etc. donde el libre mercado puede determinar hasta cierto punto la calidad de los servicios obtenidos. Sin embargo, en el sistema de salud, el organismo humano es consumidor, participe y objeto del consumo de la salud, de tal forma que en cualquier momento una de estas tres variables puede afectar a las otras dos.

Por ejemplo, un ser humano es consumidor de los servicios de salud, pero el mismo hecho de estar enfermo puede incapacitar a ese ser humano de trabajar y generar suficientes recursos para ser objeto o partícipe de la salud. Por otro lado, cuando una persona sufre de ciertas enfermedades que consumen recursos hospitalarios, la persona en cuestión pudo haber sido partícipe su propia condición debido a malos hábitos, tales como fumar, consumo de drogas, etc. En cada momento, los aspectos de consumidor, partícipe y objeto se obstruyen a sí mismos, y a pesar de que unos puedan afectar a los otros, el sistema de salud rara vez se ve de una manera holística.

Finalmente, en Estados Unidos, el sistema de libre empresa con el que el sistema de salud es manejado tiene varias contradicciones fundamentales que chocan con la idea de un sistema de salud justo y eficiente.

1. La salud determina el bienestar de un ser humano al nivel más básico y fundamental, por esta razón, de acuerdo a la OMS, “la salud posee las características de un derecho inalienable.” Por ende, un derecho inalienable no puede estar basado a las leyes de la oferta y la demanda, donde los recursos son racionados de acuerdo a la capacidad de oferta / demanda de cada uno de los lados del mercado.

2. El sistema de libre empresa donde uno “recibe lo que paga” no puede aplicarse al sistema de salud. La capacidad de pago de un individuo no puede ser el factor determinante en la calidad de los servicios de salud que recibe, puesto que la salud esta intrínsecamente relacionada con factores que el dinero no puede controlar, tales como la biología.

3. A pesar de que de acuerdo a investigaciones de la OMS el sistema más efectivo de financiamiento de salud es el sistema de Prepago, en los Estados Unidos, casi el 25% de los costos de salud se pierden en costos de administración, y papeleo.

En conclusión, la tendencia de los Estados Unidos de ver el sistema de salud como una empresa más, sin considerar la relación entre la salud y los derechos humanos, o las características únicas del sistema de salud que lo separan de los otros sistemas pueden ser considerados unos factores que contribuyen al mal estado del sistema. IN FACT, Estados Unidos “es el único país en el mundo desarrollado, excepto Sur África, que provee acceso a la salud para todos sus ciudadanos.” (Stephens. )

2. Los problemas del sistema de salud en Estados Unidos

Últimamente, la mayoría de los norteamericanos están insatisfechos con el sistema de salud de su país, y muchos grupos de interés han presionado a los políticos para cambiar el sistema por uno que garantice el cubrimiento universal, mediante seguros de salud para todos los ciudadanos. Sin embargo, como en todos los países del mundo, muchas de las reformas propuestas se han perdido como promesas políticas, y entre tanto el sistema de salud norteamericano se deteriora más cada año de acuerdo a la opinión pública. La única certeza es que Estados Unidos como nación no ha considerado el tema de la salud como una cuestión de derechos humanos, sino como una empresa de libre mercado. En este aspecto, hay tres puntos de interés que marcan el debate diario sobre el sistema de salud en Norteamérica:

1) Los grandes costos del sistema de seguridad social y Medicare de los Estados Unidos.

2) La batalla política entre los Republicanos y los Demócratas sobre como mejorar el sistema de salud,

3) La desigualdad de sistema de salud a través de distintos grupos sociales, en particular las minorías étnicas en Norteamérica.

El primer punto amerita cierta explicación sobre el sistema de seguridad social en Estados Unidos. “El sistema de seguridad social es un promedio de los ingresos de un individuo a través de su vida, mientras trabaja....

Su propósito es suplementar los ingresos de una persona cuando se retira del trabajo, cuando es incapacitada, o los ingresos de la familia a la que pertenece si el individuo fallece. Sin embargo, a medida de que la población estadounidense envejece, los recursos monetarios de la seguridad social se utilizan con mayor rapidez, mientras que la nueva ola de empleados no provee suficientes fondos para sostener estos pagos. De acuerdo a un estudio del Instituto Urbano, “el retiro de la generación del Baby Boom y el incremento de personas mayores en la población crearan presión económica y fiscal en la segunda década del siglo XXI.” (The retirement of baby boomers and the increase in the share of elderly in the population will create economic and fiscal stresses beginning in the second decade of the 21st century.)

La batalla entre los Republicanos y los Demócratas también a contribuido a hacer este debate aún más amargo y lento de lo que debería ser. Por un lado, los políticos norteamericanos rara vez han considerado un sistema que ofrezca una solución para todas las partes involucradas.

En contraste, los políticos norteamericanos se han dividido en dos bandas, protegiendo a los grupos de intereses que apoyan a sus partidos políticos.

Los Demócratas propusieron una reforma bautizada como “la declaración de los derechos del paciente” (Patient’s Bill of Rights) que permitiría a los pacientes a demandar a los médicos y hospitales con mayor facilidad.

Los Demócratas alegan que el sistema de salud (en especial los Prepagos) tiene una obligación de responder por sus acciones de negligencia o mala medicina, y abrir el espacio para un sistema de demandas ayudaría al público a tener más control sobre el sistema de salud.

Los Republicanos contienden que más litigación no contribuirá a mejorar el sistema, y lo único que va a lograr es aumentar los costos de los Prepagos aún más a medida que los hospitales suban sus honorarios para poder cubrir sus demandas, costos legales y multas.

Sin embargo, los Republicanos también han sido acusados de proteger a las compañías de salud Prepagada con el fin de continuar recibiendo sus contribuciones millonarias, las cuales juegan un papel prominente en la elección de mandatarios Republicanos.

El antagonismo de ambos partidos para con las reformas de sus contrarios a contribuido a crear un ambiente hostil para la mayoría de las propuestas de reforma.

Finalmente, la desigualdad del sistema de salud estadounidense es evidente a través de los diferentes grupos socio-económicos, étnicos y raciales.

Por ejemplo, las tasas de mortalidad infantil a nivel nacional son 7.2 por cada 1000 nacimientos. Sin embargo, “la tasa de mortalidad infantil para niños negros (14.3 en 1998) es más del doble que aquella de niños blancos (6.0 por cada 1000 nacimientos8).

Existen una multitud de estadísticas a todos los niveles que indican que las minorías se encuentran entre los grupos de mayor riesgo para un gran número de enfermedades, tales como la incidencia de cáncer, alcoholismo, drogadicción, etc.

Sin embargo, estos mismos grupos a menudo reciben la peor asistencia en cuanto a salud, debido a que más del 50% de hispanos, indígenas y afro-americanos viven en pobreza, o cerca de la pobreza.

En general, las minorías en Estados Unidos han reportado menos satisfacción con el sistema de salud existente, y también han manifestado estar más insatisfechos con la rapidez y eficiencia de capacidad de respuesta del sistema norteamericano.

3. El sistema estadounidense comparado a nivel mundial

Durante muchos años Estados Unidos pudo declarar que su sistema de salud era uno de los mejores del mundo. Sin embargo, estudios recientes realizados por la Organización Mundial de la Salud (World Health Organización) muestran no sólo que el sistema de salud en Estados Unidos no es tan eficaz como solía serlo, sino también que una multitud de naciones desarrolladas han logrado proveer mejor acceso a la salud a sus ciudadanos por una fracción del costo del sistema norteamericano.

En el año 2000, la OMS publicó un estudio sobre los sistemas de salud de 191 países miembros de la organización. Este informe publicó no sólo los hallazgos del sistema de salud de todos los países miembros, sino que definió cuales son las características que constituyen un buen sistema de salud.

De acuerdo al informe de la Organización Mundial de la Salud, un sistema de salud verdaderamente eficaz debe cumplir los siguientes tres objetivos:

1) Mejorar la salud de la población a la que sirven

2) Responder a las expectativas de las personas [en cuanto al sistema]

3) Proveer protección financiera contra los costos de la mala salud.

Con base en estos tres principios, la OMS declaró que los “mejores” sistemas de salud serían aquellos que ”logren el mejor promedio obtenible,” y que el sistema con mejor nivel de equidad sería aquel con “las menores diferencias posibles entre individuos y grupos.”.

En otras palabras, un sistema de salud es mejor que otro en tanto que pueda proveer salud a un individuo al mayor nivel posible, sin importar a qué grupo (social, económico, etc.) este individuo pertenezca.

En conclusión, el mejor sistema de salud es el que provee el mejor trato posible, lo más equitativamente posible.

De acuerdo a la investigación de la OMS, un buen sistema de salud que cumple estos tres objetivos debe tener cinco características, que son medidas por indicadores de salud que existen en todos los países, tales como las tasas de mortalidad infantil, longevidad, y expectativas de longevidad. Las cinco características son:

1- Buena salud en general (e.g. bajas tasas de mortalidad infantil, alta longevidad, etc.)

2- Una distribución equitativa de la buena salud (estadísticas de salud similares a trabes de diferentes grupos de la población).

3- Un nivel alto de capacidad de respuesta.

4- Un nivel alto de capacidad de respuesta a través de diferentes grupos de la población.

5- Una distribución justa / equitativa del financiamiento del sistema de salud.

De acuerdo a estos principios, los sistemas de salud de todos los países de la Organización Mundial de la Salud fueron calificados y colocados en un índice que indica su rango a nivel mundial.

• “El sistema de E.E.U.U. gasta una porción más grande que cualquier otro país [en la salud], sin embargo ocupa la posición 37 de 191 países. (Pág. 1)

• “Colombia, Chile y Costa Rica están clasificados entre los más altos entre las naciones Latino Americanas, ocupando las posiciones 22, 33 y 36” (Pág. 3)

• “[En cuanto a] Respuesta: Las naciones con los sistemas de salud con mejor respuesta son Estados Unidos, Suiza, Luxemburgo, Dinamarca, Alemania, Japón, Canadá, Noruega, Holanda y Suecia. La razón por la cual todas estas son naciones industriales avanzadas se debe a que un gran número de elementos de la capacidad de respuesta están relacionados con la disponibilidad de los recursos.” (APG. 3)

• “Equidad de la distribución financiera: Colombia fue el país número uno, seguido por Luxemburgo, Bélgica, Djibouti, Dinamarca, Irlanda, Alemania, Noruega, Japón y Finlandia. Colombia obtuvo el primer puesto porque una persona de bajos recursos paga el equivalente a un dólar al año para cubrimiento de salud, mientras que un individuo de altos recursos paga 7.6 dólares.” (Pag. 4) “Brasil, una nación de ingresos medios, clasificó bajo en esta categoría porque sus ciudadanos tienen altos pagos de su propio bolsillo para la salud. La misma explicación se aplica a la equidad de la financiación del sistema de salud peruano.” (Pag. 4) “En Norte América, Canadá tiene la mejor clasificación con el puesto 17-19, mientras que Estados Unidos está en 54-55” (Pág. 4).

Conclusión,

Luego de analizar estas estadísticas, no es difícil cuestionar el desempeño del sistema norteamericano en comparación a otros países. En general, Estados Unidos recibió un número desproporcionado de bajas calificaciones en cuanto a su sistema de salud a pesar de ser el país con más recursos económicos dedicados a este propósito.

Esto propone un tema de análisis muy interesante, puesto que sugiere que la calidad de un sistema de salud no depende solamente de los recursos financieros de una nación, sino también de su compromiso con el bienestar de sus ciudadanos, la eficacia de su gobierno y la transparencia de sus empresas privadas.

En general, las estadísticas esta vez estuvieron en contra de los Estados Unidos, y los hallazgos en cuanto al sistema sugieren que se necesita un cambio rápido y fundamental en las organizaciones de salud de los Estados Unidos.

De acuerdo a una investigación de la Universidad de Maine para la Oficina de Educación Laboral, la resolución de los problemas del sistema de salud debe convertirse en una prioridad para Estados Unidos. Sin embargo, de acuerdo al informe, “la búsqueda de soluciones no ha sido fácil ni clara. Los encargados de la política en materia de salud a menudo han intentado solucionar los síntomas de nuestra crisis del sistema de salud mediante soluciones parciales y de corto plazo, bajo presiones de tiempo y las restricciones de las decisiones políticas, en vez de analizar el sistema por completo.”

En conclusión, a pesar de sus abundantes recursos económicos y humanos Estados Unidos ocupa una posición relativamente mediocre en la escala de sistemas de salud mundial.

Su sistema, a pesar de ser casi el doble de costoso que el promedio mundial ha fallado en proveer a sus ciudadanos de un sistema de salud eficiente, justo, y accesible. Las propuestas de reforma, a pesar de estar presentes constantemente en el panorama político, se han perdido entre los argumentos de los dos principales partidos políticos estadounidenses, y entre tanto, la situación se agrava cada vez más.

La población americana en general está envejeciendo, poniendo demandas extremas sobre el sistema de seguridad social, y la falta de énfasis en la salud preventiva le cuesta al gobierno miles de millones de dólares en asistencia a los pobres.

La solución que el panorama internacional sugiere es la implementación de un sistema de seguro universal, con énfasis en la prevención en vez del tratamiento de emergencia para las poblaciones marginales.

Una reestructuración de la administración de los sistemas privados también sería indispensable para reducir la ineficiencia y los altos costos de la medicina privada.

Desafortunadamente, hasta que Estados Unidos no esté dispuesto a considerar modelos de salud que han sido exitosos alrededor del mundo, y considere un cambio de estrategia a nivel nacional, los problemas de salud en su sistema seguirán empeorando, posiblemente al punto que EE.UU. sería la única nación en el mundo con una economía del primer mundo y un sistema médico del tercer mundo.

Sin embargo, estos cambios no podrán llevarse a cabo mientras que todas las partes involucrados en el problema vengan a la mesa con propuestas concretas y realistas.

El gobierno, las empresas privadas y la ciudadanía deben decidir colectivamente el futuro del sistema de salud en Norteamérica, antes de que el sistema de salud se convierta aún más en el peor dolor de cabeza del gobierno americano.

Works Cited A “Snapshot”. Social Security Administration SSA Publication No. 05-10006 February 2002. Available at http://www.ssa.gov/pubs/10006.html Harvard Center for Cancer Prevention; Greene, Jennie; Newell, Kim.

Community Voices [Videorecording]. Exploring cross-cultural care through Cancer. Fanlight Productions, 2001. Boston,Massachusetts.Lim Rogers, Diane; Toder, Eric; Jones, Landon. Economic Consequences of the AgingPopulation.

Urban Institute. September 2000. Available at: http://www.urban.org/retirement/reports/6/retire_6.html. University of Maine, Bureau of Labor Education. The U.S. Health Care System: Best in the World, or Just the Most Expensive? Orono, Maine, 2001.

WHO, World Health Organization. The World Health Report 2000. Health Systems:

Improving Performance. Chapter 1: Why Do Health Systems Matter? Geneva, Switzerland 2000.

WHO, World Health Organization. World Health Report 2000: Press Release. World Health Organization Asseses the World’s Health Systems. Geneva, Switzerland 2000.

Available at

http://www.who.int/whr/2001/archives/2000/en/press_release.html



Comentar


“Es importante que en la empresa la gente trabaje contenta”
Actualidad 28/11/2014

“Es importante que en la empresa la gente trabaje contenta”

Se cumplen 35 años del nacimiento de Bedson, la farmacéutica de productos veterinarios que se radicó (y sigue) en La Lonja y hoy exporta el 95% de su producción a 50 países de los cinco continentes.
Berlín soltó 7.000 globos en la fiesta final por la caída del Muro
Muro de Berlin10/11/2014

Berlín soltó 7.000 globos en la fiesta final por la caída del Muro

En un impresionante escenario en la Puerta de Brandeburgo comenzó al caer la noche la suelta de los globos ante cientos de miles de personas que se congregaron para asistir al final de la jornada conmemorativa en Berlín a pesar del frío.
Abrumador triunfo de Evo Morales, que fue electo presidente de Bolivia por tercera vez
Bolivia13/10/2014

Abrumador triunfo de Evo Morales, que fue electo presidente de Bolivia por tercera vez

El mandatario superó el 60% de los votos y consiguió así, sin necesidad de ballottage, gobernar hasta 2020
Electrizante final en Brasil: Dilma Rousseff y Aécio Neves se enfrentarán en un cerrado ballottage
Elecciones en Brasil06/10/2014

Electrizante final en Brasil: Dilma Rousseff y Aécio Neves se enfrentarán en un cerrado ballottage

La presidenta obtuvo el 41,4% de los votos, que no le alcanzaron para asegurarse cuatro años más en el Palacio del Planalto; el socialdemócrata sorprendió al reunir el 33,7% y Marina Silva quedó tercera, con 21,2%; el ballotage será en tres semanas.
Escocia: en las redes sociales, el SI lleva la ventaja del referéndum independentista
Independencia de Escocia18/09/2014

Escocia: en las redes sociales, el SI lleva la ventaja del referéndum independentista

El referéndum por la independencia generó unas 10 millones de interacciones entre los usuarios de Facebook y más de 2 millones y medio de menciones en Twitter en el último mes.
Los indecisos de Escocia tienen la clave de una votación histórica
Independencia de Escocia16/09/2014

Los indecisos de Escocia tienen la clave de una votación histórica

El jueves 18, el destino de los 307 años del Reino Unido podría recaer en unos 500.000 indecisos, en un electorado de 4 millones; tres líderes políticos británicos prometieron más mejoras y beneficios para Escocia si triunfa el No.
San Lorenzo viaja al Vaticano para llevarle la Copa Libertadores al Papa Francisco
Actualidad 18/08/2014

San Lorenzo viaja al Vaticano para llevarle la Copa Libertadores al Papa Francisco

Luego de la histórica consagración, Matías Lammens y Marcelo Tinelli cumplirán con la ofrenda junto con el técnico Edgardo Bauza y los jugadores Juan Mercier y Julio Buffarini
Por qué el rey Felipe VI de España no será coronado
Rey de España18/06/2014

Por qué el rey Felipe VI de España no será coronado

En España, los monárquicos y curiosos esperan ansiosos el momento en que el Príncipe de Asturias se convertirá en el rey Felipe VI. Pero quien confíe en ver este jueves a un monarca con manto de armiño, trono y corona sobre la cabeza deberá acudir mejor a los cuentos de hadas y princesas.
Felipe y Letizia saludarán a 2000 invitados en su proclamación como reyes de España
Rey de España17/06/2014

Felipe y Letizia saludarán a 2000 invitados en su proclamación como reyes de España

El 19 de junio, los nuevos monarcas presidirán una gran recepción en el Palacio Real.
Felipe y Letizia, los príncipes de Asturias, listos para reinar
Actualidad 02/06/2014

Felipe y Letizia, los príncipes de Asturias, listos para reinar

Felipe y Letizia vienen desarrollando una destacada labor como representantes de la casa real de España desde hace diez años.
Notice: Undefined variable: url_sec in E:\sitios\VPC_2013\edulcni\paginado.php on line 37 Notice: Undefined variable: idSubcat in E:\sitios\VPC_2013\edulcni\paginado.php on line 37 Notice: Undefined variable: url_sec in E:\sitios\VPC_2013\edulcni\paginado.php on line 37 Notice: Undefined variable: idSubcat in E:\sitios\VPC_2013\edulcni\paginado.php on line 37 Notice: Undefined variable: url_sec in E:\sitios\VPC_2013\edulcni\paginado.php on line 37 Notice: Undefined variable: idSubcat in E:\sitios\VPC_2013\edulcni\paginado.php on line 37 Notice: Undefined variable: url_sec in E:\sitios\VPC_2013\edulcni\paginado.php on line 37 Notice: Undefined variable: idSubcat in E:\sitios\VPC_2013\edulcni\paginado.php on line 37 Notice: Undefined variable: url_sec in E:\sitios\VPC_2013\edulcni\paginado.php on line 54 Notice: Undefined variable: idSubcat in E:\sitios\VPC_2013\edulcni\paginado.php on line 54

1  2  3  4  5