Cerrado por melancolía

Azorados ojos de desprevenidos transeúntes observaron con asombro hace escasos días el cierre de la tradicional Librería: "PAMPA-MAR", en la segunda cuadra de calle Alsina.

21 de enero 2012

Un cartel hiriente con la leyenda: "SE ALQUILA" advierte a los que por allí circulan sobre el adiós definitivo del local. No se atisba un esperanzado aviso de traslado o mudanza. Ya se sabe que cuando un lugar de arte clausura sus puertas, no se erige en otro lado. Es el anuncio irreversible de la despedida.

Qué curioso!. Hace 34 años en los altos de la casa de al lado se cerraba la emisora L.U.7 Radio GENERAL SAN MARTÍN.Acaso alguien ha vuelto a escuchar su frecuencia en otro sitio del dial?.

La impostergable nostalgia hace que muchos de nosotros - ávidos lectores - evoquemos entonces la figura de CARLOS VIGLIZZO,librero de ley, de la casta de aquellos - hoy casi inexistentes - que leían cuanto libro llegara a sus manos, para poder después ejercer una crítica certera sobre la calidad de sus páginas y aconsejar así al lector.

Era habitual encontrarlo con su envidiable cabello blanco, vestido casi siempre de oscuro, departiendo con algùn amigo el devenir de la vida, a la sombra crepuscular que reflejaba la vidriera del local. No fue solamente una librería más, ha sido un reducto de cultura, cuna y refugio de intelectuales, escritores, visitantes ilustres, paseantes afanosos de la sabiduría de una opinión que los guiara hacia el placer - hoy desdeñado por tantos-, de la buena lectura.

Aquello que se erija en su lugar, no extirpará en nosotros el vacío de su ausencia.

Mariel Estrada

mariel.bahia@gmail.com

Bahía Blanca - Argentina